POLÍTICA

El pacto de Gobierno en Fuencaliente caerá antes de que termine el año

Luis Torres, único edil socialista, retirará el apoyo a la alcaldesa Nieves Mary Rodríguez, que quedará en clara minoría frente a CC

En la imagen, el teniente alcalde de Fuencaliente, Luis Torres, con su socia de gobierno, Nieves Rodríguez, que llegó a la alcaldía con el apoyo del único edil del Partido Socialista en el consistorio. | DA

El comité local de los socialistas en el municipio de Fuencaliente ha acordado la ruptura del pacto político que sostiene el Gobierno municipal. Luis Torres, teniente alcalde y regidor local durante la primera mitad del mandato, retirará su apoyo a la alcaldesa, Nieves Mary Rodríguez, de la Unión Prograsista de Fuencaliente.

Luis Torres que prefiere guardar silencio hasta no presentar a su el argumentario político que explica esta posición, intentará contar con el beneplácito del secretario general de su partido en la Isla, el también presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, quien al comienzo de la legislatura, tras las elecciones en mayo de 2015, le pidió en reiteradas ocasiones sin éxito, la retirada del apoyo a la líder de UPF. Esa estrategia, que podría haber tenido sentido en aquellas fechas en virtud de las diferencias sustancicales por el proyecto previsto en la Fuente Santa, liderado por el Cabildo, cobra ahora vigencia aunque no ha trascendido si por las mismas razones. A estas alturas del mandato, con apenas cinco meses por delante antes de la convocatoria de las elecciones, el acercamiento de posturas para que la institución insular liderara la gestión del proyecto de la Fuente Santa, con balneario pero sin alojamiento hotelero de lujo asociado a la instalación, había aliviado las tensiones en la relación entre el consistorio de Fuencaliente y el Cabildo.

La tensión en las relaciones entre Nieves Mary Rodríguez y su segundo en el consistorio, el socialista Luis Torres, han estado presente de forma períodica a lo largo del mandato, no solo por las diferencias de visión en la gestión de la Fuente Santa, sino en materia social, con la privatización de algunos servicios consolidados como públicos durante años, y por una falta de comunicación habitual, que les ha llegado a contradecirse en planteamientos municipales publicamente. El mayor escollo del grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Fuencaliente se produjo el pasado mes de noviembre, cuando fue votado en contra por los cuatro concejales de Coalición Canaria y el único concejal de Sí se Puede, que suman un voto más que los que tienen los tres ediles de UPF y el edil socialista, los Presupuestos municipales. Esta parálisis lleva aparejada, como consecuencias más grave, la inestabilidad de ayudas municipales al estudio, otras de carácter social y las subvencines para asociaciones vecinales y grupos deportivos, entre otros.