el jardín

Stallone dice “adiós” a Rambo en Tenerife

Sylvester Stallone se despide de Tenerife y de Rambo a través de una publicación en su cuenta de Instagram

Stallone dice adiós a Tenerife. / INSTAGRAM

Sylvester Stallone se despide de Tenerife y de Rambo a través de una publicación en su cuenta de Instagram. El actor, que da vida al mítico personaje de ficción y que se encontraba rodando en la Isla la quinta entrega del filme, confiesa que ha sido un largo camino el que ha recorrido estos días: “Gracias por el apoyo”, titulaba el vídeo compartido en la red social.

El actor dice adiós con estas palabras: “Esto ha sido todo, ha sido mi último rodaje de Rambo. Ha sido un trayecto increíble, realmente lo ha sido. Este personaje se me presentó en 1980 y nadie quiso hacerlo…de hecho yo era la undécima opción para los productores. La gente lo miraba como un proyecto sin futuro, sin embargo, yo lo vi como una oportunidad increíble”. Y vaya si lo fue. Rambo y Rocky han sido los dos personajes más emblemáticos de toda su carrera.

EL DIARIO DE UN RODAJE

Stallone llegó a Tenerife el pasado 15 de noviembre. El rodaje del quinto episodio del filme, que transformó a la Isla en México, arrancó en la urbanización Villa Paraíso, en Santa Úrsula. Al menos 200 personas trabajaron este primer día de rodaje.

También Puerto de la Cruz acogió el rodaje de algunas escenas para la película. No obstante, fue Santa Cruz el municipio que se llevó el mayor peso. El primer paso en la capital se dio en el barrio de Los Gladiolos, donde Stallone armó una verdadera “revolución”. “Numerosos curiosos se acercaron hasta las inmediaciones del colegio para poder ver, aunque fuera de lejos, al protagonista de la saga hollywoodiense”, publicábamos en este periódico el 16 de noviembre. 

Stallone aprovechó su estancia para visitar la capital. Así lo pillaron caminando por La Noria. Esa misma tarde, le tocó rodar en la barriada de la CEPSA, donde los vecinos lo recibieron entre aplausos.

Al día siguiente, y desde las 9.00 horas, llegó el actor norteamericano a los alrededores de la sala Nyx de Llano del Moro. “A la dureza del rodaje hubo que añadirle las condiciones implacables del tiempo. Apenas dejó de llover durante el tiempo que Stallone estuvo en el set habilitado frente a la plaza de la iglesia del barrio de El Rosario. “Esto ha sido un infierno hoy”, comentaba uno de los vecinos que más pendiente del rodaje ha estado en estos días”.

El actor tuvo tiempo para disfrutar en Tenerife de su deporte favorito: el golf. Stallone pudo charlar y fotografiarse con el personal de La Rosaleda Golf, y especialmente con el instructor del campo, Glen Freeman, con quien posó sonriente con un típico gesto al estilo Rocky, personaje al que también dijo adiós desde la Isla unos días después.

Taco quedó enamorado del actor y Barrio Nuevo lo recibió con los brazos abiertos. Casi un mes de rodaje que ha cambiado la vida a muchos isleños, como es el caso de Agustín y Juan Carlos, los inquilinos del inmueble de Taco convertido en prostíbulo en la ficción, que aprovecharon este espacio para agradecer la oportunidad que les ha dado el rodaje de la película de Stallone para aliviar su situación.

 It’s a long long road that has been traveled … thank you for the support…

127.2k Likes, 2,020 Comments – Sly Stallone (@officialslystallone) on Instagram: “It’s a long long road that has been traveled … thank you for the support…”