la laguna

El acompañante de la fallecida junto a La Manzanilla sigue siendo investigado

Los informes preliminares de la autopsia desvelan que la mujer murió en el accidente, pero no se descarta ninguna hipótesis

El vehículo, un Dacia Sandero, ardió con gran intensidad junto al estadio de La Manzanilla. L@s Jardiner@s

El hombre de 53 años de edad que acompañaba a una mujer cuando en la tarde del pasado miércoles falleció en las inmediaciones del Estadio Francisco Peraza (La Laguna), más conocido como La Manzanilla, sigue figurando como investigado (antes imputado) en las diligencias abiertas por un juzgado lagunero a cuenta de este caso. Así lo especificó ayer un portavoz oficial del Cuerpo Nacional de Policía, quien recordó que el caso sigue estando bajo secreto de sumario y que los especialistas asignados al mismo no descartan hipótesis alguna sobre lo que pudo originar la muerte de la mujer.

Sin embargo, sí ha trascendido algún dato que ayuda a comprender algo más lo sucedido. Así, los resultados incluidos en el informe preliminar de la autopsia han desvelado, tal y como adelantó la Cadena SER, que la mujer falleció en el accidente que tuvo lugar minutos antes de las cinco de la tarde del citado día en el Camino Fuente Cañizares, cuando el Dacia Sandero que conducía la víctima, de nombre Soledad y 47 años de edad, se estrelló por causas aún por esclarecer contra un poste y luego se incendió.

Junto a ella viajaba el ahora investigado, quien se fue del lugar para, posteriormente, acudir al Hospital Universitario de Canarias, donde quedó ingresado dada la gravedad de sus quemaduras en rostro y brazos, a tal punto que se le indujo al coma y no se descarta su traslado a uno de los hospitales de referencia estatales para grandes quemados existentes en España, presumiblemente el de Sevilla.

Cuando los facultativos del HUC alertaron a la Policía Nacional de la presencia del sospechoso en el centro, los agentes procedieron a su detención y custodia, pero se levantó la misma ante la evidencia de que, estando en coma, no era necesario que la medida de seguridad se mantuviera, sin que ello impida, como se ha dicho, que se le siga investigando sobre lo sucedido. Hay otro dato que mantiene abierto el caso, ya que ambos fueron pareja hace años, lo que provocó que fuera la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) la que se hiciera cargo del tema, considerado por defecto como de violencia de género.

El que compartieran el cuidado de un perro provocó, precisamente, que la finada y el investigado se citaran el pasado miércoles. Fue entonces cuando el ahora ingresado pidió a la mujer que lo trajera desde Santa Úrsula a La Laguna.

El hecho de que ella aprovechara la ocasión para expresarle su deseo de romper definitivamente cualquier contacto, dado que había comenzado otra relación, hace que los investigadores no descarten que el accidente pudo provocarse por una discusión surgida en el interior del vehículo, donde estaba el freno de mano puesto.

Hay que insistir en que la Policía Nacional sigue sin descartar ninguna hipótesis, y también se espera por los resultados sobre cómo se produjo el incendio. Especialistas consultados por este periódico explican que, cuando arde un coche, las llamas pueden llegar a ser especialmente intensas (como es el caso), pero que la propagación del fuego siempre será lenta. El hecho de que él pudiera abandonar el vehículo pero ella no es otra de las causas que mantienen abierta la investigación.

Los traumatismos y el humo causaron el óbito de Soledad

Los traumatismos y la intoxicación por humo fueron los causantes de la muerte de Soledad, la tinerfeña de 47 años de edad que perdió la vida tras estrellarse el vehículo que conducía contra un poste y luego incendiarse en las inmediaciones de La Manzanilla (La Laguna), en unos hechos que tuvieran lugar el pasado miércoles. Así lo aprecian los forenses en su informe preliminar sobre el fallecimiento de la mujer, pero esos datos no permiten saber qué pudo causar el siniestro y en qué condiciones se desarrolló el posterior incendio. Por eso sigue sin descartarse ninguna hipótesis en la investigación.