Defensa

El acuartelamiento de El Fuerte y la OTAN en Canarias, una vieja historia

La apuesta de Casado para que Canarias albergue el Africom hace pensar en las instalaciones infrautilizadas del Ejército de Tierra en La Palma, que han servido para alojar unidades de Mauritania y Senegal

Acuartelamiento de El Fuerte.| DA

La propuesta de trasladar a Canarias el Africom, el mando de la OTAN para África,  por la que apostó el presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, en una visita reciente a las Islas no es nueva. De hecho, fue el propio dirigente de los populares canarios, Asier Antona, quien hace casi un lustro desató una polémica en la opinión pública canaria al mostrarse partidario de que el acuartelamiento de El Fuerte, en Breña Baja, pudiera convertirse en sede de la OTAN.

Antona realizó estas declaraciones cuando era presidente del PP en La Palma y en ese momento, al igual que ha ocurrido ahora su jefe de filas, encontró la oposición del resto de los partidos del arco parlamentario, que rechazan la implantación en las Islas de un destacamento de este organismo internacional de seguridad y defensa.

Más allá de las declaraciones políticas, lo cierto es que el acuartelamiento de El Fuerte ha servido para alojar unidades de Mauritania y Senegal, tal y como desveló DIARIO DE AVISOS a mediados de 2017. Este hecho viene derivado de la participación de España “en diferentes misiones en el exterior y la colaboración con otros países”, tal y como se recogía en una misiva del entonces director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa Martínez, a la que tuvo acceso este periódico. El Ejército español coopera, en distintas líneas de actuación, con países de África occidental, dirigidas, entre otras cosas, al control de las bandas que operan en la inmigración ilegal, la piratería o el terrorismo. Además de colaborar en la formación de los ejércitos de estos países.

Desde que el acuartelamiento de El Fuerte dejó de tener la función de Centro de Formación de Tropas de Canarias en el año 2014, lo que supuso un considerable varapalo para la economía de La Palma, su futuro ha sido objeto de especulación, teniendo en cuenta que se trata de unas instalaciones del Ministerio de Defensa que se encuentran infrautilizadas en la costa del municipio de Breña Baja. Un terreno envidiable por sus características y ubicación.

En la actualidad, un destacamento de una veintena de militares del Ejército de Tierra ocupa este espacio de grandes dimensiones, que ha cumplido fines sociales de distinto tipo, como cobijo para las personas que han tenido que ser desalojados por motivo de incendios forestales o los turistas que se han visto bloqueados en la isla por la inoperatividad del aeropuerto debido a las malas condiciones meteorológicas.

Lo que no alberga ningún género de dudas, al menos hasta ahora, es que El Fuerte continuará como acuartelamiento en el futuro a pesar de que esté infrautilizado. El alcalde de Breña Baja, Borja Pérez, confirmó recientemente a este periódico que estas instalaciones seguirán teniendo el mismo uso en el Plan General que se está redactando del municipio, a pesar de que se trata de un espacio muy apetecible para otra serie de actividades, como la turística.

Fue el propio Estado Mayor del Ejército quien confirmó al Ayuntamiento de Breña Baja su intención de mantener operativo El Fuerte, justificando este interés en que representa “un importante factor de presencia en la Isla, sirve para la preparación de unidades en Canarias y permite a las Fuerzas Armadas prestar apoyo a la población civil en caso de catástrofe o emergencia, sirviendo de base para el despliegue de la Unidad Militar de Emergencia o de otras unidades”.

Lo que sí se verá afectado con el nuevo planeamiento municipal son las viviendas militares del entorno, que pasan a formar parte del polígono industrial y para lo que el Ayuntamiento y el Ministerio estarían buscando una alternativa.

Así las cosas, la apuesta del PP, en la que en principio está solo para atraer a Canarias la sede de la OTAN que actualmente se encuentra en Stuttgart, tendría La Palma, probablemente junto a Fuerteventura, como uno de sus potenciales emplazamientos.