Economía

El empleo en el sector turístico cierra 2018 con récord histórico

Las patronales consideran una “ocurrencia” la propuesta aprobada en el Parlamento regional de implantar un sello de calidad laboral e instan al Gobierno a velar por el empleo público

Los mayores crecimientos se produjeron en Canarias, Baleares y Andalucía. DA

El número de trabajadores dados de alta en la Seguridad Social en las actividades turísticas aumentó el 4% en 2018 (2,7% en Canarias, 149.744 empleados en total), hasta rozar los 2,4 millones tras incorporar 92.435 más, lo que supone la cifra más alta de la serie histórica. Tras este nuevo incremento, la afiliación en las actividades turísticas se sitúa en el 12,8% del total nacional, de acuerdo con los datos difundidos ayer por Turespaña.

Con estas cifras, el empleo en las actividades turísticas mantiene la senda de crecimiento que inició a comienzos de 2014. En cifras absolutas, los mayores incrementos se dieron en Baleares, Andalucía, Comunidad de Madrid, Valencia, Cataluña y Canarias, que supusieron en su conjunto el 78% del incremento interanual absoluto.

Precisamente con el tema del empleo, las patronales hoteleras canarias Asolan, Asofuer, FEHT y Ashotel han calificado de “ocurrencia preelectoral” la proposición no de ley aprobada por el Parlamento de Canarias para implantar un sello voluntario de trabajo justo y de calidad en el sector de hostelería y restauración. Aunque las patronales valoran el interés mostrado en resaltar el trabajo bien hecho que llevan a cabo muchos empresario, consideran que el mejor sello de calidad es el marco legal al que se ha dotado al sector y los organismos que velan por su cumplimiento.

La iniciativa, presentada por Podemos a instancias de la plataforma Kellys de Fuerteventura, pone de manifiesto “el gran desconocimiento” sobre los convenios colectivos de hostelería, documentos negociados con los representantes sindicales.

Las patronales hoteleras opinan que si tan preocupados están los grupos políticos por la calidad del empleo de los establecimientos turísticos, deberían dar ejemplo con el empleo público frente a lo que ocurre hoy: en Sanidad, con la existencia de contratos diarios y semanales para el personal sanitario, y en Educación, despidiendo a profesores interinos en junio y contratándolos de nuevo en septiembre para ahorrarse las vacaciones.