economía

El número de contratos indefinidos aumenta un 60% en 4 años en Tenerife

La isla acabó 2018 con 88.974 parados, un 4,26 por ciento menos que el año anterior

Según datos de Eurostat, Canarias es la octava región de la Unión Europea con más desempleo. | EP
Oficina de empleo. | EP

El número de contratos indefinidos suscritos en Tenerife se ha incrementado en un 60 por ciento en cuatro años, al pasar de 32.284 en 2015 a un total de 52.569 el año pasado, lo que entre otros datos sitúa a la isla como líder en creación de empleo en el archipiélago.

Estas cifras fueron expuestas hoy por el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, en una rueda de prensa en la que hizo balance de las contrataciones realizadas en la isla en 2018 y enumeró las cláusulas sociales y medioambientales que exigirá a partir de este mes la institución en sus contratos.

Carlos Alonso indicó que el año pasado se suscribieron en la isla un total de 375.395 contratos, un 4,35 por ciento más que en 2017, y los indefinidos aumentaron un 17,67 en el mismo periodo.

Además la isla acabó 2018 con 88.974 parados, un 4,26 por ciento menos que en 2017 y 19.000 personas menos en situación de desempleo que hace cuatro años.

El presidente de la corporación insular subrayó el “Pacto de rentas” impulsado por la institución para generar empleo de calidad y estable y que tiene como objetivo fomentar el que los trabajadores accedan “a una porción mayor de la tarta en el reparto de la riqueza”, al tiempo que se fomenta la formación ocupacional de los empleados.

Apuntó Carlos Alonso que hubo resistencia inicial por parte de algunos sectores a la aplicación de este pacto, pero sin embargo el resultado “ha ido dando la razón” en cuanto a la necesidad de mejorar las condiciones laborales.

Por ello el Cabildo ha incorporado también cláusulas sociales y medioambientales en la contratación pública que efectúe la institución, organismos autónomos, consorcios y entidades públicas empresariales, en una iniciativa que Alonso calificó de “pionera” por parte de una administración pública en el archipiélago.

Según estas cláusulas incluyen la reserva de contratos a centros especiales de empleo de iniciativa social y empresas de inserción así como la obligación de incluir en los pliegos de cláusulas administrativas criterios relativos al fomento del empleo, la calidad y la estabilidad de los puestos de trabajo.

Carlos Alonso detalló que se trata de “premiar” a aquellas empresas que concurran a una oferta pública y que entre sus propuestas presenten las de contratar a personas de difícil inserción, como empleados con discapacidad, víctimas de violencia machista y mayores sin formación.

Además el Cabildo de Tenerife también ha incluido cláusulas ambientales en las que se valorarán las ofertas de licitadores que utilicen menor consumo energético y den prioridad a los productos de proximidad, además del fomento del uso de energías renovables, la producción ecológica y la sostenibilidad en las ofertas que se presenten.