cultura

Eladio de la Cruz, todo por el arte y la humanidad

Islote Afortunado rinde homenaje al escultor tinerfeño, con la presentación en Tenerife Espacio de las Artes de una monografía y de un documental que resume su labor creativa

La sala de proyecciones de Tenerife Espacio de las Artes (TEA) acogió el pasado jueves la presentación de la monografía Por el arte y la humanidad y del documental Ausencias, que Islote Afortunado dedica al escultor Eladio de la Cruz. El mundo del arte y numerosos amigos y familiares del artista llenaron por completo la sala, expresando al homenajeado sentidas muestras de afecto y admiración.

El conservador de TEA, Isidro Hernández, inició el acto agradeciendo al grupo de investigación histórica y artística Islote Afortunado la iniciativa que ha concluido con la presentación del trabajo. Verónica Farizo, historiadora del arte y miembro del citado colectivo, inició el turno de intervenciones, presentando a quienes le acompañaban en la mesa: Juan Carlos Toste García, pintor y director de Islote Afortunado; Celestino Hernández, director del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl; Gerardo Fuentes Pérez, , académico de la Real Academia Canaria de Bellas Artes- Racba, y Eduardo Rodríguez Naya, miembro del equipo de dirección y realización del documental Ausencias. Junto a las referencias con las que se trató de enmarcar la biografía de Eladio de la Cruz y la valoración de su obra contemplada desde la opinión crítica, se ofrecieron citas y anécdotas que permiten completar la singularidad del escultor, un ser pleno de humanidad, apasionado por el arte, que llegó desde temprana edad a descubrir el inabarcable universo creativo y supo atrapar el sueño en la piel de los materiales y por igual enseñar con particular maestría.

Celestino Hernández evocó la cercanía y amistad forjada en años compartidos en el inmueble de Ireneo González, “templo de amistad y de apuesta por ideas renovadoras en el arte”. Período este en el que coincidió con el profesor de escultura, “al que admiré desde un primer momento al percibir la cercanía en el trato, la dedicación y atención que tuvo siempre con sus alumnos”. Mencionó, entre otros, al pintor Francisco González Zuppo; al artista en ebanistería Antonio González de la Cruz, hermano de Eladio; al fotógrafo Antonio Casanova; a los pintores Pedro González, Rafael Delgado y José Peraza; al escultor Manuel Bethencout Santana; al padre Adán…”Con Eladio y su clase, a la que llegaba antes que los alumnos y en la que la música clásica servía de pórtico, entablamos todos una amistad de franca camaradería. Fuimos todos fieles a las escapadas de los viernes en las que poníamos rumbo a hacia La Matanza. Allí encontrábamos un remanso de paz que permitía superar todas las carencias”.

“Valentía y fidelidad”

El profesor de Historia del Arte Gerardo Fuentes destacó la valentía a y fidelidad del artista, que,dijo, “supo trasladar a su obra la memoria de su pasado, situando en lugar preeminente a la mujer, a la madre que completa su dimensión unida a su hijo”. “Su obra es precisa y humanista; hace con ello culto y respeto al ser humano. Ha sabido plasmar en líneas certeras la belleza de la maternidad”.

Verónica Farizo mencionó que tras el trabajo dedicado por Islote Afortunado al pintor José Peraza decidieron acometer el reto de estudiar y contribuir con su trabajo a dar mayor divulgación a la obra de Eladio de la Cruz. “Partíamos de la admiración y del reconocimiento que se merece y hemos ido acrecentándolos a medida que nos hemos podido aproximar a cuanto atesora.” Dijo también que la obra que se presentaba tiene una significación especial, pues ha sido el propio Eladio quien ha querido que se editen 200 ejemplares que directamente ha costeado, al igual que el video, para entregarlos a sus amigos. Añadió que Islote Afortunado ha catalogado la obra del escultor y la pone a disposición de los interesados en su web, en formato abierto.

PROYECCIÓN DE AUSENCIAS

Eduardo Rodríguez Naya cerró el turno de intervenciones, dando paso a la proyección de Ausencias. Destacó la participación que junto a él han hecho Edgar García y Juan Lupiánez, autores del guion y del montaje, respectivamente. En el documental participan miembros de la familia de Eladio; Eliseo Izquierdo, académico de Honor de la RACBA; Juan Galarza, pintor; Joaquín Castro, periodista y crítico de arte y colaborador de DIARIO DE AVISOS; Manuel Martín Bethencourt, pintor; Francisco Rodríguez de Armas, escultor; taller de fundición Bronzo; Rodrigo Díaz Machín, alumno de Eladio, así como Gerardo Fuentes y Celestino Hernández. Destaca en el trabajo la intervención del propio Eladio de la Cruz, quien dialoga con Francisco Rodríguez de Armas en el taller Bronzo acerca de la obra que ha realizado sobre el franciscano hermano Plácido, y el deseo de que se pueda ejecutar para que figure en el claustro de los cipreses del cenobio garachiquense.

Tras la proyección, el público puesto en pie brindó a Eladio de la Cruz un aplauso largamente sostenido, que este contestó dando muestras de agradecimiento, indicando que no podía expresarlo con su voz: “Entiendan que me encuentro como un flan. Gracias”.

TE PUEDE INTERESAR