Trail

Navarro, alcalde de Santiago del Teide, nos descubre la Vertical subida del Panadero

Entrevista a Emilio Navarro, alcalde del municipio de Santiago del Teide, organizador de la XVI edición de la Vertical Subida del Panadero, primera prueba de trail de la temporada

Y con esta, son 16 las ediciones de la más tempranera prueba de trail de Tenerife. La Vertical Subida del Panadero, discurre por los parajes y paisajes del emblemático municipio de la Villa Histórica de Santiago del Teide. El Consistorio que es organizador de la prueba, y más concretamente su alcalde, Emilio Navarro, nos descubre una prueba exigente y que sirve de test para los numerosos corredores de esta disciplina que viene de toda la geografía canaria y de la península.

-Segundo evento deportivo en lo que va de 2019. ¿Se tiene bastante en cuenta desde el Consistorio la práctica del deporte, sobretodo relacionado con el Atletismo?

Sin lugar a dudas. Desde el Ayuntamiento, el hecho de hacer de Santiago del Teide un municipio íntegramente defensor y difusor del deporte ha supuesto un constante aliciente y motivo de trabajo para el equipo de gobierno municipal, de ahí que una de nuestras principales metas que nos hemos marcado desde el inicio de esta legislatura haya sido nutrir a los/as habitantes del municipio de una programación deportiva de calidad y que, a su vez, aúne todas las disciplinas y sea accesible para todos/as, como es el caso de la inminente celebración de la nueva edición de la Vertical Subida del Panadero.

-La Subida del Panadero es la primera prueba vertical del año y una de las más importantes del calendario en Tenerife, ¿Se puede definir la prueba como el primer test serio para los participantes?

Efectivamente, la Subida del Panadero supone, cada año, la antesala de un calendario deportivo en el municipio que destaca por ser multidisciplinario y el cual alberga importantes pruebas y eventos deportivos a nivel nacional, que implican grandes exigencias por parte de sus participantes, más aún si cabe en la mencionada Subida del Panadero, que requiere de un excelente nivel deportivo de sus corredores para afrontar con éxito las dificultades que implican, precisamente, la altitud y verticalidad de su recorrido.

-¿Cuál es el mayor reto que supone la organización de una prueba de estas características?

En esta prueba de la que venimos hablando y a nivel general en todos los eventos deportivos que se realizan, sin duda la seguridad de los/as participantes y de los/asistentes supone la clave de la buena gestión y funcionamiento de ésta y el mayor de los retos para el equipo organizativo de la actividad. Afortunadamente, para ello contamos siempre con el mejor despliegue de seguridad integrado por el Cuerpo de la Policía Local, los Bomberos Voluntarios y Protección Civil, cuya absoluta implicación facilita con creces la gran responsabilidad de salvaguardar la seguridad de los/as integrantes de un evento deportivo de tal magnitud.

-¿En esta edición se han propuesto introducir alguna novedad con respecto a las anteriores?

No, cuando las cosas funcionan bien es bueno no tocarlas. Desde que hace dos años cambiamos la fecha de celebración del mes de agosto al mes de febrero se ha notado un cambio importante no sólo en cuanto a participación con atletas internacionales y nacionales sino también de organización por lo que queremos seguir trabajando en la misma línea. En esta edición de 2019, contamos con atletas llegados desde Granada.

-¿Se prevé superar el número de participantes con respecto a la última edición?

Cada año que se renueva la ejecución y desarrollo de una prueba deportiva como la Vertical Subida del Panadero se pretende ganar un mayor número de adeptos con cada nueva edición que se realiza, si bien es cierto que, afortunadamente, cada año ésta cuenta con una gran cifra de inscritos, tanto es así que podríamos hablar de una de las pruebas verticales más relevantes y con mayor número de participación a nivel insular.

-Con un desnivel de positivo de 468 metros en poco más de 5 kilómetros de prueba, se puede definir como una carrera exigente?

Por supuesto. Estamos hablando de una prueba deportiva que cuenta con un desnivel positivo bastante importante que implica poseer grandes recursos físicos  y autosuficiencia en cuanto a carreras de montaña,  hechos a los que se suma que el transcurso de ésta discurre a una altura de 523 m. mínimos y 991 m. de máximo, lo que la hace una prueba que implica un nivel deportivo bastante exigente pero que al mismo tiempo la convierte en uno de los eventos más atractivos para todo/a aquel/lla que decide participar.

-La prueba tiene un nombre un tanto peculiar, ¿Sabría explicarme el significado del mismo?

La prueba lleva su nombre debido al antiguo camino que utilizaba el panadero de la localidad para unir los pueblos de Tamaimo y Arguayo. Aunque el recorrido ha cambiado sigue teniendo la misma esencia y con él se quiere recordar y homenajear dicha figura tan importante para ambos pueblos.

-El trazado discurre por un paraje natural de gran belleza como es la subida de Tamaimo hasta Las Manchas, donde la vista es incomparable. Por lo que el corredor además de disfrutar de la carrera disfruta de los paisajes. ¿Fomenta este tipo de trazados la afluencia de corredores?

Entendemos que sí, efectivamente la Subida del Panadero posee una trayectoria que discurre por lugares del municipio que gozan de una belleza paisajística indescriptible, un hecho que hace que el/la corredor/a tenga una experiencia de lo más gratificante a nivel deportivo y en cuanto a disfrute de los recursos naturales de los que disponemos en nuestro Santiago del Teide.

-Este tipo de pruebas en los que el trazado discurre por núcleos urbanos, ¿Favorece además de conocer los mismos, le supone una ayuda extra al comercio local, así como probar los productos típicos de estos?

Lógicamente, el hecho de albergar en nuestro municipio importantes pruebas deportivas como la inminente Vertical Subida del Panadero hace que éstas actúen como grandes dinamizadores del comercio local, puesto que su ejecución y desarrollo atrae a numerosos visitantes que durante el transcurso de la prueba acceden a los distintos establecimientos de la zona y, a su vez, conocen nuestra oferta de productos locales y nuestra gastronomía.