POLÍTICA

El 30% del sueldo del gerente de Muvisa se carga a Las Chumberas

El salario del gerente de la empresa pública de vivienda de La Laguna fluctúa entre los 4.378,45 euros al mes a los 9.704,15, en función de las gestiones atribuidas al convenio


Uno de los secretos mejor guardados por el Ayuntamiento de La Laguna en relación al convenio de Las Chumberas está relacionado con las certificaciones y justificaciones de los fondos que ha ejecutado la empresa municipal de vivienda (Muvisa) para la reposición de los bloques con aluminosis del populoso barrio de Aguere.

Entre los 15 tomos de certificaciones que ha remitido Muvisa al Instituto Canario de la Vivienda (Icave), organismo que debe darle traslado al Ministerio de Fomento de los citados “justificantes”, existen facturas, además de para puntales y alquileres, para traslados en taxis en Madrid; billetes de avión a la capital de España; comidas o que el 30% del sueldo del gerente de Muvisa se compute a cargo del acuerdo de Las Chumberas, por su supuesta dedicación a resolver el embrollo administrativo del citado convenio, a pesar de que no se haya movido una piedra pasados ocho años de la primera rúbrica. Hay que recordar que el primer acuerdo entre el Estado, Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de La Laguna se firmó el 18 de noviembre de 2011.

Según uno de los tomos de las certificaciones a las que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, el salario del director-gerente de Muvisa, Carlos A. Díaz Martín, fluctúa cada mes, siendo el 30% del mismo computable al convenio de Las Chumberas.

El salario de este técnico varía mensualmente desde los más de 2.000 euros a los 9.704,15 euros, en febrero de 2014. Existe el caso de un informático que también computa el 20% de su sueldo al convenio. Además, tal y como confirman los documentos, hay otros cargos que fueron contratados por su labor en Las Chumberas, como por ejemplo, una auxiliar administrativa y el coordinador de la actuación en Las Chumberas, Silvestre Suárez, cuyo sueldo alcanza, mensualmente, los 3.251,58 euros. El 100% de estos dos salarios, dada que sus funciones se ciñen a la actuación en Las Chumberas, se asignan a los fondos que provienen del convenio.

Otras facturas

En cuanto al resto de facturas que aparecen en esas certificaciones, existe, por ejemplo, una factura de la empresa Terra XXI, S.L, emitida el 24 de enero de 2014, por “los trabajos de Servicio de Planeamiento de la redacción de una Modificación Puntual de Planeamiento del PGO de La Laguna, en el ámbito de Las Chumberas”, que asciende a 26.918,26 euros.

Con respecto a otros gastos, se incluyen taxis en Madrid de 30 euros el trayecto o una comida de 102,70 euros para tres personas en Casa José Luis, que se produjo el 4 de julio de 2013 en la capital de España o varios billetes de avión para realizar gestiones, se supone, en el Ministerio de Fomento.

realojos

Otro de los documentos que se incluyen en las certificaciones es el listado de vecinos que desde 2013 reciben los importes de los alquileres al tener que ser realojados, dado la situación de inseguridad en la que se encontraban sus viviendas. Las cuantías fluctúan entre los 420 euros, el más barato, a los 1.350, el más caro. Dentro del mismo apartado, se incluyen los informes de los trabajadores sociales que certifican que los vecinos cumplen los requisitos para recibir los fondos para los realojos.

Uno de los aspectos que llama la atención en este punto, es que en ninguno de los informes que rubrican los trabajadores sociales del Ayuntamiento de La Laguna, se especifica los ingresos de las unidades familiares que recibirán estas ayudas. Simplemente, el “informe favorable”, confirma que tales cantidades son para “cubrir los costes de realojo al solicitante, con cargo al presupuesto municipal”.

cronología

La primera firma entre las cuatro administraciones, Estado, Gobierno regional, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de La Laguna, se produjo el 18 de noviembre de 2011. La vigencia de ese acuerdo se extendía, conforme a la cláusula séptima, hasta el 31 de diciembre de 2012. Otra de las fechas señaladas en el calendario de los vecinos fue el 4 de noviembre de 2015. En la sede de Presidencia del Gobierno de Canarias se rubrica, a su vez, otro convenio con la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor (PP); el presidente Clavijo (CC); la consejera de Vivienda, Patricia Hernández (PSOE); el presidente insular, Carlos Alonso (CC), y el alcalde nacionalista lagunero. Al estampar las firmas, muchos de los vecinos se abrazaron con los representantes políticos allí presentes. El plazo de financiación era hasta el 31 de diciembre de 2016, y ninguno podía adivinar que no se habría movido ni una sola piedra cuando llegara esa fecha. Una nota de prensa del Gobierno de Canarias aseguraba, cuando llegó la rúbrica del siguiente convenio, del 4 de octubre de 2016, a pesar de todas las ya estampadas, que esta sería la definitiva.

Nada más lejos de la realidad. En ese caso, quien firmó por el Gobierno central fue el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá (PP). El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, resaltó, según la nota del Ejecutivo autonómico, que “ahora le toca al Ayuntamiento de La Laguna demoler y empezar a urbanizar y construir las nuevas viviendas”, dejando la pelota en el tejado del Consistorio lagunero.