economía

Fepeco y el Gobierno canario, juntos ante la “falta de sensibilidad” de Madrid

El presidente aboga ante un centenar de empresarios de la construcción por un “movimiento social” en defensa del REF
El presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, durante su intervención, ayer, en el encuentro empresarial con el sector de la construcción, en el que participó el titular del Ejecutivo canario, Fernando Clavijo. DA

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, aseguró ayer que para que se cumplan la ley del REF y el Estatuto de Autonomía es necesario que se den dos hipótesis: “Que el Ejecutivo español necesite los votos de Coalición Canaria (CC) o que haya un movimiento social lo suficientemente unido y fuerte como para que en Madrid sientan la presión”, aunque dijo que, aun así, “será difícil”. Clavijo realizó estas declaraciones durante un encuentro empresarial organizado por la Federación de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco) que reunió a más de 100 empresarios del sector.

Durante su intervención, reconoció que “en estos momentos”, y con los actuales Presupuestos que se están debatiendo en el Congreso. “peligra todo” por lo que, precisó, “lo mejor que puede ocurrir es que las cuentas caigan y no se aprueben, porque hacen un destrozo a Canarias”. A este respecto, el titular del Ejecutivo canario admitió que lo que no puede ocurrir es que “todavía” tengamos que estar explicando “porqué necesitamos un convenio de carreteras, o un plan de obras hidráulicas o que el descuento de residente no puede computar para la media de inversión”. “Lo explicas y no lo ven, hay un centralismo muy complicado”, insistió.

Clavijo se mostró convencido de que en los tribunales Canarias conseguirá el cumplimiento del REF y del Estatuto, al igual que ocurrió con el convenio de carreteras, pero “¿de qué sirve?”, se preguntó, “cuando aún no nos han pagado lo que nos deben del convenio de carreteras y, además, la decisión judicial llegaría dentro de cuatro a cinco años”.

Durante el encuentro, el presidente respondió a preguntas de los empresarios que, sobre todo, insistieron en los grandes problemas burocráticos y en la necesidad de empezar las obras cuanto antes. Clavijo garantizó a los constructores que habrá un “buen empujón” en la licitación y ejecución de obra pública, gracias a la Ley del Suelo. Para ello, dijo, “se han incorporado 15 trabajadores a la Consejería de Obra Públicas para ganar en agilidad, y ya hay 500 millones de obras en carreteras en licitación”. En este sentido, se refirió al enlace de Chafiras-Oroteanda, el cierre del anillo insular y la construcción del tercer carril de la TF-5. “Vamos a hacer las cosas”, aseguró, “se pueden modificar los proyectos con complementarios pero no podemos repensarlo todo”.

En el caso de Tenerife, Clavijo lamentó que “haya falta de unidad para ponerse de acuerdo en torno a los grandes proyectos”, tal y como ocurre en otras Islas y no se quejó de las críticas que en algunas ocasiones recibe del presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo. “La defensa es cosa de todos, pero si no nos organizamos, parece que el que se opone a todo es el que tiene más espacio en los medios de comunicación”. Clavijo resaltó que el sector de la construcción está necesitando de mano de obra joven y está tirando de la economía, pero necesita 20.000 empleos nuevos “para ser sostenible” y dejó bien claro que es compatible “talento con el cemento”.

El presidente también reflexionó sobre el papel de los funcionarios en la administración, y dijo que ahora “cualquiera va al juzgado y denuncia”, lo que hace que muchos se inhiban. “El que no hace nada, no le pasa nada y cobra igual a final de mes, y si le presionas, se pone de baja”, dijo.

TE PUEDE INTERESAR