CULTURA

‘La Historia de la Fuente Santa’, la obra que hace justicia a tres siglos de búsqueda

Los lectores de DIARIO DE AVISOS podrán adquirir la obra este sábado 9 de febrero, en el marco de una promoción exclusiva

Imagen de una de las zonas de la galería de la Fuente Santa, localizada por Soler en 2005. | DA

La obra del ingeniero Carlos Soler “La Historia de la Fuente Santa”, de la editorial Turquesa, es el segundo libro editado en Canarias con mayor número de ventas, solo por detrás de Mararía, del desaparecido premio Canarias de Literatura 1988 Rafael Arozarena.

“La Historia de la Fuente Santa” constituye una obra histórica y humana que trata de recuperar la memoria y el trabajo de todos cuantos, durante mas de 300 años intentaron localizar este manantial de aguas curativas que llegó a ser el más famoso de toda Europa y que permaneció bajo tierra desde el año 1677, tras la erupción en el mes de noviembre del Volcán de San Antonio, y hasta su hallazgo por parte de Carlos Soler, en el año 2005.

El libro, que podrán adquirir los lectores de DIARIO DE AVISOS este sábado 9 de febrero en el marco de una promoción exclusiva en colaboración con la editorial Turquesa, recoge la apasionante historia en la que se analizan aspectos históricos, geológicos y de ingeniería, y en el que se combina la entrega y la pasión por el éxito en una búsqueda que, en numerosas y frustrantes ocasiones anteriores, había resultado infructuosa.

Entrada a la galería de la Fuente Santa. | DA

“La historia de la Fuente Santa”, del ingeniero de Caminos, Canales y Puertos que ha dirigido los trabajos patrocinados por la Consejería de Infraestructura, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, que han permitido localizarla y desenterrarla mediante una obra de ingeniería singular, Carlos Soler, se ha distribuido en Canarias, la Península y hasta en Inglaterra. La obra cuenta con 432 páginas en las que el autor, basándose en personajes reales, conduce al lector a través de un recorrido histórico de cinco siglos, desde su descubrimiento inicial, su fama mundial y su pérdida, tras quedar sepultada tras la erupción del Volcán de San Antonio cuando la lava dejó de fluir del nuevo volcán surgido en el sur de La Palma.

El primer personaje de la obra es Pedro de Mendoza y Luján, conquistador de Argentina y fundador de Buenos Aires, quien visitó la emblemática Fuente Santa en un intento por recuperar la salud perdida. Durante los siguientes dos siglos, fueron muchas las gentes llegadas a la Isla Bonita desde distintas partes de Europa y América para buscar remedio a sus enfermedades atraídas por la fama y los poderes curativos de estas aguas termales. Carlos Soler (Madrid 1952), aprendió desde su infancia la importancia del agua, convirtiéndose en una pasión que culminó con los estudios de ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Su vida profesional la ha desarrollado en Canarias, aunque ninguna actuación le ha deparado tanta satisfacción como la galería de recuperación de la Fuente Santa con la que encontró y desenterró el mítico naciente del que se sabe que es el único manantial termal de Canarias y uno de los mejores de España, al captar aguas cloruradas sódicas carbogaseosas. La galería de la Fuente Santa, según los datos del propio Carlos Soler, tiene exactamente 196 metros de profundidad y su perforación se prolongó durante un total de 1.000 días. Antes del éxito de Carlos Soler en su localización lo intentaron otros, como en 1737 Juan de Paz; en 1837 por parte de Francisco Hernández García, y en 1905 por Luciano Hernández Armas.