Sucesos

Aparece en Granadilla otro toro tirado por la borda de un ‘barco apestoso’

En esta ocasión fueron operarios del Polígono industrial chasnero los que detectaron los restos del animal, traídos por la marea a la orilla

Un segundo toro ha aparecido al ser lanzado desde un 'barco apestoso'| DA
Un segundo toro ha aparecido al ser lanzado desde un ‘barco apestoso’| DA

Es el segundo caso en apenas unos días, pero la cuarta vez que, en un año, aparece un toro o una vaca flotando en la costa canaria.

Si el pasado lunes dos bañistas se llevaron la sorpresa de toparse con un toro flotando en la playa de La Jaquita (El Médano, Granadilla de Abona), ahora le ha tocado el turno a unos trabajadores del Polígono industrial chasnero darse de bruces con los restos de otro toro al que la marea llevó hasta las orillas de aquel lugar.

Como es lógico, los operarios en cuestión alertaron a las autoridades, siendo la Policía Local de Granadilla la que se hizo cargo de tramitar las oportunas diligencias, si bien aún no se había procedido a la retirada del bovino en cuestión.

Tal y como explicó ayer DIARIO DE AVISOS, estos animales venían desde Sudamérica en barcos de transporte de ganado (conocidos como los barcos apestosos dado que su pestilencia es tal que, por ejemplo, el Puerto de Las Palmas les ha prohibido atracar) y, cuando alguno muere durante la travesía, la tripulación no duda en tirar los restos por la borda.

Así ocurrió también en Gran Canaria el año pasado, al menos en dos ocasiones. En marzo de 2018, una vaca muerta apareció en la costa de Pozo Izquierdo, en Gran Canaria, en una imagen que dio la vuelta al mundo al ser compartida por las campeonas del mundo de windsurf Daida e Iballa Ruano en las redes sociales. El otro caso es de julio, cuando Samur Salvamento y Rescate se hizo cargo de una vaca ahogada que flotaba frente al Puertillo de Arucas.