Sociedad

El tinerfeño Eduardo Acevedo gana otro popular concurso con su foto más famosa

El fotógrafo realejero obtuvo el premio con la imagen de una tortuga atrapada entre restos de redes entre La Gomera y Tenerife

La fotografía premiada de una tortuga atrapada entre resto de redes / E.ACEVEDO

Tenerife es cuna de grandes fotógrafos submarinos, y uno de los más destacados, sin duda, es el realejero Eduardo Acevedo, que puede presumir se ver sus obras en las mejores revistas especializadas del mundo, como National Geographic, ya sea un pequeño camarón o una gigante ballena, y además ser merecedor de premios internacionales, como ha ocurrido recientemente con la obtención del Underwater Photographer of the Year 2019, en la categoría de conservación marina, por una foto de una tortuga Caretta caretta obtenida a 14 millas nçauticas entre La Gomera y Tenerife. Se trata de un ejemplar atrapado por una red de la cual parece imposible escapar, hasta que dos fotógrafos submarinos pudieron rescatarla después de 45 minutos poco después de ser ‘inmortalizada’ por la cámara de Acevedo.

Las tortugas bobas( Caretta caretta) son comunes en todos los océanos. Las Islas Canarias constituyen un lugar de paso a lo largo de su vida pelágica. Las que llegan a nuestras aguas, suelen provenir del archipiélago de Cabo verde y también del mar caribe, ya en su etapa juvenil. Después de pasar unos 15 años en el océano vuelven a las playas donde nacieron.

Este viaje a lo largo del océano esta lleno de peligros,….hambre, enfermedades, parásitos y también depredadores como tiburones y orcas. Pero también la actividad humana y derivados de nuestro estilo de vida como el plástico, constituyen otro auténtico peligro para su supervivencia. Estas tortugas se alimentan de lo que ven en los océanos, muchas veces los plasticos flotantes son confundidos con medusas, fuente de alimentos para ellas, causándoles la muerte. Otra veces , cabos, plásticos, nylons, redes….etc a la deriva puede llegar consigo pequeños peces o crustáceos y al intentar atraparlos, acaban enredadas en ellos produciendo su muerte.