política

Podemos critica el “modelo desarrollista” de la ley turística

Considera que la modificación de la norma de renovación y modernización está diseñada para “fomentar la construcción y no para la regeneración de la planta hotelera ya existente”
El diputado de Podemos Juan Márquez, en un pleno. / DA
El diputado de Podemos Juan Márquez, en un pleno. / DA
El diputado de Podemos Juan Márquez, en un pleno. / DA

El grupo parlamentario de Podemos votará en contra de la modificación de la Ley de Renovación y Modernización Turística, que se aprobará el miércoles, al entender que “plantea un modelo de desarrollo turístico-hotelero que ahonda en el desarrollismo frente a la regeneración de la planta existente”.

A su entender, esta modificación “va en contra del objeto original de esta ley, que es la modernización y renovación de la planta existente, porque realmente se desincentiva la regeneración frente a la nueva construcción”. Así lo expondrá el diputado Juan Márquez, que durante los trabajos en la ponencia y la comisión de la reforma legislativa ha insistido en que la reforma que avala el resto de los grupos “protege a los grandes hoteleros y no a la ciudadanía” a la hora de regular el alquiler vacacional. “Creemos positivo y necesario dar capacidad a los cabildos y ayuntamientos para que puedan zonificar el alquiler vacacional, teniendo en cuenta los precios del alquiler o la falta de vivienda, pero condicionarlo a la unidad de explotación en suelo turístico es priorizar los intereses de los hoteleros frente al pequeño propietario”. Por ello, insiste en la “necesitad de diferenciar a grandes explotadores en torno al alquiler vacacional en suelo turístico frente a las personas con propiedades residencializadas”. Podemos apoya el alquiler vacacional en suelo turístico, “siempre que esté bien regulado”, y en zonas residenciales postula que los ayuntamientos y los cabildos deben delimitarlo según la emergencia habitacional que pueda haber en un municipio.

La formación morada arguye que prohibir en suelo turístico es “desviar toda la presión hacia las zonas residenciales”, lo que “puede agravar aún más el problema de la vivienda”. No obstante, sí le parece positiva la capacidad de zonificación, dada la “realidad asimétrica” que el alquiler vacacional genera en Canarias: “No es lo mismo el alquiler en zonas rurales, turísticas o urbanas”.

Malas prácticas

Podemos defenderá, asimismo, una moción para que el Parlamento elabore un “estatuto del denunciante” que ampare procedimientos confidenciales contra las malas prácticas de las administraciones públicas. La iniciativa que defenderá Concepción Monzón propugna la regulación de los grupos de interés que “inciden en las políticas del Gobierno de Canarias”. Otra de las propuestas es la creación de un código ético que impida los conflictos de intereses en las decisiones políticas, así como conocer la trayectoria política de los altos cargos, su idoneidad y el uso de bienes patrimoniales. El texto hace hincapié en la transparencia en la Administración regional como “herramienta de control de la corrupción”.

TE PUEDE INTERESAR