la palma

El Ayuntamiento arrastra el cobro de cinco millones de euros en tributos impagados

La administración local necesita cobrar en tiempo y forma para revertirla en una mayor capacidad inversora
Vista de Santa Cruz de La Palma
Vista de Santa Cruz de La Palma. | DA
Vista de Santa Cruz de La Palma. | DA

Hasta cinco millones de euros tienen pendiente de cobro las arcas públicas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, una deuda “en la calle” y en forma de tributos impagados, que la administración local necesita cobrar en tiempo y forma para revertirla en una mayor capacidad inversora que, de forma crónica, ha estado condicionada por un débito financiero con entidades de crédito que durante el pasado año 2018  se redujo en casi 3 millones de euros, pasando de 6,7 millones de euros, a los actuales 3 millones.

“Hay que agilizar la recaudación para que las arcas públicas se pongan al día, un proceso para el que contamos con una emprsa especializada en la gestión del cobro de tributos que también presta servicios a otros ayuntamientos de la Isla, y que permite que el proceso sea más ágil, reforzando nuestro departamento de Recaudación Municipal”. Así lo explica el concejal de Hacienda del Ayuntamiento capitalino, Julio Felipe, quien no ocultó que esta premura en el cobro de impuestos locales impagados por una parte de la ciudadanía, debe llevarse a efecto de un modo dinámico y diligente, para evitar que tales facturas puedan prescribir, lo que ocurre una vez se cumplen cuatro años desde el momento en que son emitidas. El edil socialista reconoce que han mejorado los sistemas de pago electrónico para facilitar el pago de facturas por distintos impuestos a los ciudadanos, pero es un camino en el que aún están inmersos para buscar una mayor modernización de los sistemas.

Una liquidación positiva

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma parece dejar atrás su historia financiera negativa, aquella en la que llegaron a tener hasta 15 millones de deuda pero también la que se afrontaba con liquidaciones negativas, año tras año, sumando nuevos defícits a las que eran, de forma persistente, cuentas negativas con escaso margen para la inversión y con la falta de confianza de proveedores que ni siquiera atendían los pedidos del consistorio. Santa Cruz de La Palma atraviesa 2019 con una liquidación presupuestaria del pasado año de 3,2 millones de euros, “el mejor dato en la historia de este Ayuntamiento” asegura el edil de Hacienda. Ese dinero tendrá que ir destinado, en un porcentaje que Felipe no precisó, al pago de la deuda financiera que las arcas locales aún mantienen pese al descenso logrado, de forma progresiva, en las tres últimas legislaturas. Dice Julio Felipe que si este año 2019 se hace una buena gestión, Santa Cruz de La Palma podría dejar atrás el peso de esa deuda, que sigue condicionando, presupuesto tras presupuesto, la capacidad de inversión pública. Como ya hiciera el alcalde a principios de años, Feipe señala la tendencia continua al saneamiento de las arcas municipales, que han pasado de una situación muy preocupante a una relativa salud económica gracias a los esfuerzos de contención del gasto y priorización de la inversión en todas las áreas.

 

 

TE PUEDE INTERESAR