SANIDAD

El Cabildo consolida su nueva unidad de psicogeriatría para ancianos con alteraciones de conducta

El servicio, pionero en la isla, está ubicado en el Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores

Imagen de la visita, en la que el responsable médico explica detalles del nuevo servicio, | DA

El Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores, dependiente del Cabildo y único centro geriátrico de la Isla, trabaja ya a pleno rendimiento en su unidad especializada en psicogeriatría, un recurso inédito hasta la fecha en la isla, en el que se atiende a pacientes geriátricos con alteraciones de conducta, ya sean debidas a enfermedades propias del paciente anciano, como demencia de alzheimer, o a las producidas en personas de avanzada edad con antecedentes de enfermedad mental.

El presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, acompañado por el vicepresidente, José Luis Perestelo, y la consejera de Sanidad, Susana Machín, visitaron esta unidad para conocer de primera mano la experiencia. Pestana destacó “la relevancia de que el Cabildo, desde el Hospital de Dolores, dé un paso al frente en materia de atención geriátrica y de salud mental, impulsando la creación de un recurso hasta ahora inexistente en la isla, que permite atender a pacientes mayores con alteraciones de conducta, sin diferenciar el origen de estas alteraciones, lo que permite prestar una atención integral sin menoscabar la calidad del asistencia y maximizando los recursos”.

La Unidad de Psicogeriatría del Hospital de Nuestra Señora de Los Dolores dispone de seis camas, con instalaciones amplias y con suficiente personal para realizar planes individualizados de tratamiento y rehabilitación. En este sentido, se ha priorizado la calidad del espacio asistencial, y para ello se han dispuesto las plazas en habitaciones individuales, en algunos casos imprescindibles para realizar intervenciones efectivas y apoyar las terapias conductuales, además de extensas y luminosas zonas comunes.

Imagen del Hospital de Dolores. | DA

La consejera de Sanidad del Cabildo, Susana Machín, señala que “el hecho de diseñar esta unidad con estas áreas amplias hace que sólo se disponga de seis plazas, aunque en el nuevo centro que se abrirá con el traslado a las instalaciones del antiguo hospital de Las Nieves se implantarán 20 plazas de psicogeriatría”. La Unidad de Psicogeriatría, junto con las camas destinadas a recuperación funcional de pacientes tras eventos agudos y las de cuidados paliativos, completa el catálogo de asistencia del Hospital de Nuestra Señora de los Dolores, que en los últimos años está tratando de implantar aquellos servicios, aparte de las camas de larga estancia para pacientes con alta requerimiento, de las que carecía la estructura de asistencia sociosanitaria de la isla de La Palma.