la palma

El Cabildo reconoce la urgencia de construir la Balsa de El Riachuelo, para la que se necesitan 5 millones de euros

Pestana trasladó a Pedro Sánchez, en su visita a la Isla, la necesidad de invertir 5 millones de euros para ejecutar una obra por la que los regantes esperan desde hace 18 años
Imagen de la zona donde se prevé la construcción del embalse, demandado por los regantes de El Paso desde hace 18 años. | DA
Imagen de la zona donde se prevé la construcción del embalse, demandado por los regantes de El Paso desde hace 18 años. | DA
Imagen de la zona donde se prevé la construcción del embalse, demandado por los regantes de El Paso desde hace 18 años. | DA

“Los regantes de El Paso y los agricultores se están viendo perjudicados por unos costes de elevación de agua, por una red insuficiente de regadío. Esto solo se traduce en la necesidad de construir, cuanto antes, el embalse y no solo con la inversión de 1,3 millones de euros de los que inicialmente se dispone, sino de una inversión mucho más potente que estará en torno a los 5 millones de euros”.

Este es el reconocimiento explítico del presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, preguntado por la espera de 18 años por parte de los más de 700 agricultores que forman parte de la Comunidad de Regantes de El Paso. Tanto es así, que con motivo de la reciente visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a La Palma, el titular del Cabildo palmero asegura que “expresé esta necesidad, esta queja” para “contar con una apuesta decidida de inversión para un proyecto que no se puede dilatar durante más tiempo”.

La Comunidad de Regantes de El Paso, que entiende las inversiones que en materia hidráulica y para el embalse de agua de riego se han venido llevando a cabo en otras localizaciones geográficas de La Palma, reclama ahora poner fin a la espera que han soportado. Piden absoluta prioridad para la obra tanto al Cabildo como al Consejo Insular de Aguas, para que la financiación, en el marco del convenio de obras hidráulicas Canarias Estado, no se retrase ni un año más. Los responsables de esta organización de regantes, que ha crecido exponencialmente organizando a los agricultores de la localidad, han recordado que han hecho los deberes y cumplido las premisas que en materia de sostenimiento del paisaje, piden de forma reiterada los representantes políticos palmeros en sus distintos ámbitos de responsabilidad.

La recuperación de las medianías y el desarrollo de una economía sostenible, son parte del trabajo desarrollado por este numeroso grupo de agricultores, que han pasado de 400 regantes en 2015 a algo más de 700 en 2019, y que han logrado alcanzar los 74.000 metros cuadrados de superficie de cultivo. Pese a todo, el embalse en El Riachuelo sigue sin construirse y los terrenos están aún pendientes de compra, un trámite que se adivina complejo, puesto que se trata de pequeñas parcelas con varias decenas de propietarios, algunas de ellas sin escriturar. La adquisición de los terrenos, unos 38.473 metros cuadrados según el proyecto redactado desde el año 2011, y cuyo proceso está en marcha, es un condicionante que los cientos de regantes de El Paso no ven como una condición imprescindible para que se comience el proyecto.

Desde principios de la década de los 90, cuando los agricultores de El Paso tomaron la iniciativa de agruparse para tener una sola voz frente a la administración pública y lograr inversión y modernización de los sistemas de riego, han avanzado cualitativa y cuantitativamente pero siguen soportando unos costes desorbitados por la elevación de agua, una asignatura pendiente que no se solucionará sino se logra la construcción de un embalse a una cota suficiente para atender las zonas de cultivo.

TE PUEDE INTERESAR