Atletismo

La travesía Cesáreo Tejedor cumple sus bodas de oro

Cerca de cuarenta participantes afrontan desde hoy y a lo largo de seis días la ruta de trekking más destacada de Canarias y una de las más importantes de España y de Europa

Luis Cosme Villegas Peña, Francisco José León Mora y José Luis Sánchez durante su visita a las instalaciones de DIARIO DE AVISOS. Sergio Méndez
Luis Cosme Villegas Peña, Francisco José León Mora y José Luis Sánchez durante su visita a las instalaciones de DIARIO DE AVISOS. Sergio Méndez

Cualquier actividad deportiva que cumpla 50 años de vida merece una profunda admiración. La Travesía Cesáreo Tejedor Faro de Anaga – Faro de Teno se ha ganado esta consideración a pulso. Esta ruta de trekking está considerada como la mejor de Canarias y también es una de las más destacadas de España y de Europa. En ella se pueden descubrir todos los paisajes que forman la enorme biodiversidad que tiene Tenerife.

Esta travesía cruza la Isla caminando por la cota de más altura, partiendo desde el Faro de Anaga y culminando el recorrido en el Faro de la Punta de Teno. Serán cerca de 40 los participantes que desde hoy y hasta el 20 de abril se aventuren a conocer las maravillas que ofrece Tenerife.

La particularidad de su trazado permite hacer un 0-4-0 (nivel del mar, ascensión al Teide y llegada a nivel del mar). Esto ha motivado que participen en ella montañeros de otras islas del Archipiélago canario, comunidades españolas y algún extranjero.

Algunos de ellos conocen de sobra cada metro de esta travesía. Es el caso de Luis Villegas, uno de los primeros aventureros que lograron culminar la primera edición, allá por el año 1969. Él, junto a Fran Mora y José Luis Sánchez, todos pertenecientes al Grupo Montañero de Tenerife, organizador de esta prueba, visitaron recientemente las nuevas instalaciones de DIARIO DE AVISOS y relataron la experiencia que van a vivir a partir de mañana.

La Travesía Cesáreo Tejedor Faro de Anaga – Faro de Teno la ideó, junto a otros componentes del Grupo Montañero de Tenerife, el primer presidente de este grupo de amantes de la montaña y primer presidente de la Federación Tinerfeña de Montañismo: Cesáreo Tejedor Pérez. Nunca pudo llevarla a cabo, ya que un fatal accidente de montaña en la cara norte del Teide acabó con su vida el 28 de diciembre de 1968.

No obstante, la idea siguió viviendo y se llevó a cabo durante la Semana Santa del año 69. En la actualidad, Fran Mora y Luis Villegas han seguido trabajando para que esta Travesía de Faro a Faro siga fiel a la cita que convoca a todos los montañeros de la Isla durante seis días.
Desde el año 2011 con ediciones en 2013, 2015, 2016 y 2018 Mora y Villegas se han ocupado de ir adaptándola a la actualidad y a la demanda de los participantes, consiguiendo que el trayecto transcurra en el 85% por caminos, senderos y pistas forestales, sin tocar el asfalto, al mismo tiempo cada año se ha ido mejorando la confortabilidad de los albergues y refugios, así como los servicios de catering, avituallamiento, transportes y logística.

“La forma a la que íbamos a la montaña por aquel entonces era completamente diferente a la actual. Comprábamos muchos útiles en tiendas de efectos navales y los que tenían mayor poder adquisitivo, pedían algo a la península, corriendo el riesgo de que cuando te llegara aquí, no te sirviera. En aquella primera travesía salimos en torno a las 25 personas y llegamos solo nueve. Cada vez que uno se retiraba, le dejaba los materiales a otro que iba a seguir. La verdad es que fue una aventura, ya que salimos a lo que Dios quisiera. Nos quedábamos en algún garaje que nos dejaban, nos protegíamos del frío en mantas que se cosían alrededor y comíamos huevos duros, jamón en tubo y lo que se podía”, relata Luis Villega, uno de los padres de esta travesía y hoy en día organizador que forma parte del equipo logístico que acompañará a los caminantes.

Esta travesía discurre desde la costa por zonas de Cardonal-Tabaibal a bosques termófilos, pasando por profundos bosques de Laurisilva a zonas de alta montaña, por encima de los 2.000 metros de altitud, donde el clima es muy seco, las temperaturas son extremas y la insolación muy alta. También cruza zonas de malpaís, aunque el ascenso y descenso del Pico del Teide será el gran reto. “Se suele decir que el que culmina el ascenso al Teide, ya tiene la travesía en sus manos”, aseguran este trío de enamorados de Tenerife y sus maravillosos secretos naturales.

“Desde 2011 hemos tenido que adaptar las condiciones de la travesía, ya que la gente es muy urbanita y quiere la comodidad de quedarse en un albergue. Por eso llevamos un equipo de apoyo, con un furgón que carga con los materiales, para que la gente no tenga que cargar con prácticamente nada. Nos acompaña incluso un cocinero y un ATS”, explica Fran Mora, quien recuerda que debido a la estructura de la Isla es muy complicado hacerla individualmente, por lo que el GMT cuenta para realizarla con organizadores y guías expertos en esta actividad, con experiencia en montaña en las Islas, Pirineos, Alpes, Apeninos, Atlas y Andes.

José Luis Sánchez señala la enorme dimensión que ha alcanzado esta ruta, que lleva unos seis meses de preparación y que cuenta con plazas limitadas. De hecho, en diciembre se abrieron las inscripciones y el poco tiempo se agotaron. “Con el tiempo esto se ha ido conociendo y en dos días, esto se desborda. La gente quiere ir a la montaña y conocer la Isla. Esta es una Isla preciosa para caminar. Yo he hecho dos expediciones como guía y la experiencia es maravillosa, ya que se crean unos vínculos de compañerismo que luego perduran. Especialmente por las noches, que es cuando se hace balance de lo recorrido y se planifica lo que viene al día siguiente”, explica José Luis.

Una premisa básica para la organización es que todos los participantes tienen que llegar a Teno. Bien sea completando la travesía, bien sea ayudado por el equipo de apoyo. Cabe recordar que esto no se trata de una competición. Otro dato destacado. Este año, por primera vez, casi el 50% de los participantes serán mujeres. “Pero no es que la mujer se haya incorporado ahora a la Faro a Faro. Desde la segunda edición, ha habido montañeras en la travesía”, indica Mora, quien desrtaca que siempre ha habido grandes montañeras en la isla de Tenerife.