balonmano

Javier Doblado: “Somos muy optimistas”

El presidente del Salud Tenerife afirmó que “hemos elaborado una plantilla competitiva para estar entre los primeros y, tras superar el primer cruce, afrontamos esta liguilla con ilusión”

Plantilla del Balonmano Salud Tenerife que está realizando una gran temporada. | Sergio Méndez

Los próximos días 24, 25 y 26 de mayo el Pabellón de La Salud acogerá la fase de ascenso a la Liga Guerreras de balonmano femenino, en la que el Tenerife tiene la oportunidad para ascender a la máxima categoría. Solo habrá una plaza en juego, debido a la reestructuración de la Liga Guerreras a 12 conjuntos, por la que pugnarán Logroño, Sant Quirze, Bolaños y Salud.

El presidente tinerfeño, Javier Doblado, que dirige el club desde 2012 confía en su plantilla y cuerpo técnico. “Hemos elaborado una plantilla competitiva para estar entre los primeros y, tras superar el primer cruce, afrontamos la liguilla con mucha ilusión. Nos enfrentaremos a equipos muy difíciles y con experiencia en fases de ascenso como Logroño, o muy joven como el San Quirze, que llega con la exinternacional María Cadens, una de las máximas goleadoras de la categoría, mientras que el Bolaños es un rival aguerrido y experimentado al que ganamos un partido y perdimos el otro en la fase regular”.

Al ser preguntado por las claves de la temporada, Doblado incidió en la profesionalidad de su plantilla. “Estamos muy orgullosos del trabajado y la predisposición de las jugadoras y del cuerpo técnico. Han creído en sus posibilidades y llegaron hasta esta fase final. Tras lograr la clasificación, las jugadoras se fueron a cenar y, en vez de celebrarlo, se fueron a la cama. Y el lunes, el entrenador programó un trabajo de recuperación, pero todas quisieron entrenar, ya pensando en el ascenso”. Por tanto, con cautela, Doblado ve factible un posible ascenso deportivo del equipo. “Somos optimistas, partimos en igualdad de condiciones que el resto de rivales, pero confiamos en las jugadoras y el cuerpo técnico”.

Si se lograra el objetivo, el club estaría preparado. “Daríamos un gran paso. Estamos preparados pero deberíamos mejorar algunos detalles que nos exigirá la nueva categoría. Seguro que la directiva trabajará el doble de horas para mejorar”. Entre las nuevas exigencias no Doblado no contempla abandonar La Salud “ya que tenemos la promesa del Ayuntamiento de que se va a remodelar el Pabellón tras finalizar la fase de ascenso”.

“Espero que las instituciones públicas y las empresas se conciencien de la importancia de tener un representante en el balonmano de élite, y de la repercusión que supondría para Santa Cruz, Tenerife y Canarias”. Hay que afrontar un canon más elevado, continuó, jugadoras más costosas, más gastos, etc., pero la parte económica me preocupa menos que el proyecto deportivo, al deber cumplir con los cupos de nacionales y extranjeras”. Entre lo anhelos estaría “recuperar alguna tinerfeña o canaria que esté jugando fuera”, avanzó Doblado.