Santa Cruz

José Manuel Bermúdez: “La época de macroproyectos pasó y lo que agradecen los vecinos son pequeñas obras”

El alcalde de Santa Cruz y candidato a la reelección por CC, José Manuel Bermúdez, aborda las claves de su programa electoral de cara a las elecciones del próximo 26 de mayo

José Manuel Bermúdez | ANDRÉS GUTIÉRREZ
José Manuel Bermúdez | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Aspira a un tercer mandato como alcalde de Santa Cruz y lo hace porque, asegura, quiere ver terminados muchos de los proyectos que ha iniciado en estos últimos cuatro años. José Manuel Bermúdez (1966) defiende el trabajo realizado, así como la labor hecha en los barrios. “La época de los macroproyectos pasó y lo que los vecinos agradecen son las pequeñas obras que aumentan su calidad de vida”. Asegura que va a hacer una campaña limpia, “algo que otros no hacen”, e insiste en que no está cómodo con los extremos, porque “soy un hombre progresista, más que el propio PSOE”.

-¿Qué ofrece CC a Santa Cruz que no ofrecen otros partidos?
“Nosotros ofrecemos credibilidad, la que te da poder decir que la ciudad está mejor, que todos los indicadores económicos y de empleo dan una tendencia a la recuperación, la de tener programas y planes de inversión que están en marcha. Hay obras que tienen aprobados los proyectos técnicos, otras que se están redactando o han salido a concurso, y aunque no salgan antes de las elecciones, estarán en el próximo mandato. A nivel personal la cercanía, soy un alcalde cercano, al que pueden ver trabajando en un barrio o hablando con los vecinos, y eso también lo valora la gente. Y, por supuesto, no tengo ni una sola mancha en mi hoja de servicio a favor de Santa Cruz y de la Isla”.
-¿Después de ocho años quedan fuerzas para todo eso?
“Sí, porque quiero culminar muchas cosas que hemos trabajado nosotros, comenzado o están apunto de hacerlo, y me gustaría ser el alcalde que no solo las empezó, sino que también las terminará, y por eso me presento. Tengo la misma ilusión que tenía en 2011”.

-¿Y por qué no ha hecho todo eso en los últimos ocho años?
“Porque puedo demostrar que administrativamente está todo mucho más avanzado. Hoy están los proyectos aprobados de lo que solo era una idea, y obras a concurso de las que ya había proyecto. Las que no se han terminado o empezado tienen los expedientes muy avanzados. Los que tenemos experiencia en gestión pública sabemos que eso cuesta mucho, que hay que saltar obstáculos. Pero también hemos terminado y revisado muchas cosas, como la red de recogida de agua pluviales, inaugurado el Palmetum o la Casa del Carnaval, o aumentado las ayudas de los servicios sociales, que son las más completas de Canarias”.

-¿Y qué propone para los próximos cuatro años?
“Hay cuatro ejes. El primero es el que tiene que ver con las personas, con una ciudad que camine para servir a los vecinos. El segundo es el de los barrios, con las pequeñas obras que aumentan la calidad de vida de los chicharreros o con los servicios públicos. El tercero es el de la economía, para seguir creando empleo, bajando la tasa de paro y atrayendo más empresas. El último eje (que presenta esta tarde) es el de la sostenibilidad, dirigido a una ciudad más eficaz desde el punto de vista energético o de la depuración de aguas. Y dos grandes proyectos, como son el desarrollo del litoral y la futura expansión de la ciudad en los terrenos de la Refinería”.

-¿Por qué se niega a un debate público?
“Yo debato con los vecinos. En Santa Cruz se presentan 16 candidatos, un debate a 16 es prácticamente imposible. Todos tienen mi respeto y cada uno tendría que tener derecho a debatir. Lo importante es que compartamos los programas con los vecinos. Los debates que se han celebrado hasta ahora para lo único que han servido es para demostrar que la clase política solo sabe pelearse. La imagen que se daría es la de un debate en el que todos estarían contra Bermúdez”.

-¿Se ve cómo el candidato a batir entonces?
“De los 16 candidatos, 15 tienen un objetivo, que es quitarme a mí de alcalde, y algunos de ellos están muy preocupados, porque parece que la gente valora, a nivel personal, mi dedicación y mi compromiso en Santa Cruz. Tendrá que ser la gente la que decida. Yo voy a hacer una campaña limpia en redes sociales y una campaña transparente, de barrio, de calle, de plaza, también de programa. Los demás están haciendo campañas muy sucias, sobre todo en redes, pero cada uno tiene su forma de entender la política”.

-¿Se refiere al PSOE?
“Bueno, creo que desde el principio ha hecho una campaña bastante sucia, sobre todo en redes sociales. Hasta ahí puedo leer, que cada uno haga la campaña como crea”.

-Usted ha dicho que sus líneas rojas son la extrema derecha y la extrema izquierda. Teniendo en cuenta que el arco de la oposición es mayoritariamente de izquierdas y que su apoyo en este mandato (PP) cotiza a la baja, ¿no acota mucho el espacio para los pactos?
“He dicho que no me siento cómodo con los extremos, soy una persona muy centrada. En lo progresista supero al PSOE porque lo he demostrado y soy liberal en lo económico, como también creo que Santa Cruz tiene un espíritu liberal. Dicho esto, no soy yo el que ha puesto vetos, el PSOE a mí me ha vetado. Su candidata ha dicho que con sus votos no me va a hacer alcalde, cuando ya lo hizo una vez, en 2011. La mayor garantía de que entre Podemos en el Ayuntamiento es votar a los socialistas. El único candidato que está fuerte para parar eso soy yo y eso lo reconoce todo el mundo”.

-Después de los resultados de las generales, donde CC ha recuperado voto, ¿que perspectivas tiene para las locales?
“No me creo las encuestas, pero qué duda cabe de que en las generales, en Santa Cruz, sacamos 6.500 votos más y ha sido muy importante para darnos moral. Estamos haciendo una campaña con mucha tranquilidad. No bajamos la guardia a pesar de que haya buenos augurios. No nos lo creemos, no me creo ni mis propias encuestas que me dan ganador, así que voy a seguir trabajando”.