política

Las tres vías para el cambio

Torres (PSOE) no descarta ninguna de las opciones para liderar una regeneración de la política canaria: el de progreso con NC, Podemos y ASG, el ‘pacto de Mazo’ con el PP, y el de centro con NC, ASG y Ciudadanos
Ángel VIctor Torres presidió ayer la Ejecutiva Regional del PSOE en las Islas. DA
Ángel VIctor Torres presidió ayer la Ejecutiva Regional del PSOE en las Islas. DA
Ángel Víctor Torres presidió ayer la Ejecutiva Regional del PSOE en las Islas. DA

El vencedor de las elecciones autonómicas de Canarias, Ángel Víctor Torres, anunció ayer que su partido pedirá el apoyo o la abstención de “todos los partidos que han pedido un cambio político en Canarias” en la campaña que condujo a los comicios celebrados este domingo para tratar de conformar y presidir el nuevo Gobierno regional. Torres detalló además que, aunque ya han habido llamadas telefónicas informales con todas las formaciones políticas, la ronda de oficial de contactos tendrá lugar tras el Día de Canarias, que se celebra el próximo 30 de mayo.

Lo cierto es que Torres tiene ante sí tres caminos para hacer realidad lo que, a su juicio, es “el claro mandato de cambio que surge de las urnas del pasado domingo”.

La primera de estas tres vías pasa por un acuerdo con el resto de fuerzas progresistas, dado que la suma de los diputados de PSOE, Nueva Canarias, Podemos y Agrupación Socialista Gomera (ASG) llega a los 37, uno más de las necesarios para obtener mayoría absoluta.

La segunda vía es un acuerdo histórico entre el Partido Popular y el PSOE (el llamado pacto de Mazo), dado que juntos suman esos imprescindibles 36 diputados. Y la tercera llega desde el centroizquierda con un acuerdo entre PSOE, NC, ASG y Ciudadanos, que con 35 votos le bastaría la abstención de, por ejemplo, PP y/o Podemos para conformar un nuevo Ejecutivo autonómico.

Obviamente, a estas tres posibilidades hay que añadirle una cuarta, la del PSOE gobernando en minoría gracias a apoyos externos de otros partidos, a modo de cómo terminó la pasada legislatura Coalición Canaria, apuntalada en el Gobierno regional por PP y ASG.

Respecto a la primera vía, la progresista, ha sido la más publicitada durante la campaña electoral (e incluso antes), pero ha perdido fuerza al requerir de los tres diputados de ASG, cuyo líder, Casimiro Curbelo, viene de respaldar, como se ha dicho, a CC, y en esta ocasión aspira a conseguir varias consejerías a cambio de facilitar un acuerdo hacia la izquierda.

Sobre el pacto de Mazo entre PSOE y PP, se revitaliza dado el resultado electoral, pero también porque no está mal visto en ninguno de los dos partidos. Un acuerdo entre los dos grandes partidos españoles para gobernar Canarias es una vieja aspiración, nunca satisfecha, de socialistas y populares isleños que siempre contó con el rechazo de las direcciones estatales, si bien en alguna ocasión, como la de 1995, estuvo realmente cerca de materialiarse. El hecho de que un pacto así pueda desbloquear otras instituciones canarias, como por ejemplo el Cabildo de Tenerife o el propio Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, es otro dato nada baladí.

Y queda la tercera vía, la que incluye a Ciudadanos, un partido que también está por el cambio político de Canarias y que, como el caso anterior, ayudaría igualmente a facilitar otras mayorías en las administraciones isleñas.

Madrid y cascada

Históricamente, los acuerdos políticos en Canarias han tenido dos condicionantes clásicos: la influencia de Madrid y los llamados pactos en cascada.

Respecto a estos últimos, son tan nocivos los efectos que han tenido en el Archipiélago que todos los partidos ya renuncian a los mismos, si bien es probable que, en aras de cerrar algún acuerdo, se produzca algún intercambio de apoyos entre administraciones, pero, en todo caso, será puntual.

Por lo que se refiere a Madrid, Ángel Víctor Torres (PSOE) dejó claro ayer que “en Canarias tomaremos las decisiones de Canarias, y en Madrid, las de Madrid”, dado que “son espacios políticos diferentes”. El dato es relevante, por cuanto aún está por dilucidar hasta qué punto son importantes los votos de las dos diputadas de CC en el Congreso, Ana Oramas y Guadalupe González Taño, para la investidura de Pedro Sánchez como presidente estatal. A este respecto, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reconoció ayer en Madrid que “la estrategia de pactos del partido en Canarias no está decidida porque no se ha elevado ninguna propuesta a la federal”.

Por su parte, desde el Partido Popular en Canarias aseguran igualmente que no están condicionados por Génova. Es más, su presidente isleño, Asier Antona, insistía ayer en que “cualquier pacto para gobernar pasa por el Partido Popular”. Eso sí, no parece que el PP canario, tras ocho años en la oposición, esté dispuesto a limitar su participación desde fuera del Ejecutivo, como hizo en los últimos años con CC, y es muy probable que pretendan ser parte del equipo de gobierno

La iniciativa

Sea como fuere, la iniciativa corresponde al PSOE de Ángel Víctor Torres. Aunque diga que la ronda oficial de contactos empezará tras el 30 de mayo, lo cierto es que informalmente, ya se está hablando, y mucho, sobre cómo se gobernarán las Islas durante los próximos cuatro años.

TE PUEDE INTERESAR