internacional

Se arranca los ojos para “dejar de ver fantasmas”

Antes había tratado de cortarse los genitales en los exteriores de una catedral

Hugo Magallanes, un brasileño que decía ver fantasmas, se arrancó sus propios ojos en Paraguay, justo al lado de la catedral de Ciudad del Este. Los hechos, que han estremecido a la opinción pública de aquel país, ocurrieron después de que Magallanes tratara de arrancarse los genitales.

Según varios testigos, Hugo comenzó a gritar para, posteriormente, desnudarse en plena calle. El brasileño comenzó a intentar cortarse los genitales pero, al no poder, logró arrancarse el ojo izquierdo, destrozando también el derecho.

Los transeúntes contaron que el hombre alucinaba con que veía “fantasmas” y otros “seres que le causaban terror y miedo”. Ante la alarma del suceso, llamaron a emergencias y fue atendido antes de que el sujeto se infligiera más daño.

TE PUEDE INTERESAR