la gomera

Aguilar y Curbelo abren en La Gomera la Universidad de Verano

La rectora de la ULL y el presidente del Cabildo gomero destacan la función de los cursos para cambiar usos y costumbres de la ciudadanía en la lucha contra el cambio climático
Imagen del acto inaugural de la Universidad de Verano en la Isla Colombina. DA
Imagen del acto inaugural de la Universidad de Verano en la Isla Colombina. DA
Imagen del acto inaugural de la Universidad de Verano en la Isla Colombina. DA

La rectora de la Universidad de La Laguna (ULL), Rosa Aguilar, y el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, inauguraron la Universidad de Verano de la Isla, que renueva su apuesta formativa con cuatro cursos que han sido previamente seleccionados por la ciudadanía. En esta edición, los municipios de San Sebastián, Agulo y Hermigua acogerán la programación, que arranca el 2 de julio y se extiende hasta el día 12, con temáticas enfocadas al reciclaje, la resolución de conflictos y la comunicación.

El presidente de la Corporación insular, Casimiro Curbelo, mostró su satisfacción por el inicio de un nuevo curso de la Universidad de Verano, que en esta ocasión centra su mirada en el cuidado del medio ambiente, al tiempo que destacó la importancia de que la jornada de apertura haya contado con la participación de dos expertos y amantes de la naturaleza como Joaquín Araújo y Francis Pérez, “porque es fundamental transmitir la preocupación a la ciudadanía de la necesidad de preservar nuestro medio, y luchar contra el cambio climático”.

Asimismo, puso el acento en la relevancia que tienen estos cursos, fruto de la selección que han hecho los gomeros y gomeras, y que además “este año tenemos el honor de inaugurar junto a la recién elegida rectora de la Universidad, la gomera Rosa Aguilar”.

Por su parte, Aguilar destacó la relevancia que tienen estos cursos a la hora de concienciar a la población sobre los cuidados que precisa el medio ambiente. “La ULL está preocupada por los retos a los que se enfrenta la sociedad actual y, sin duda, uno de ellos es la sostenibilidad, por lo que es fundamental que apoyemos e impulsemos su avance, y ello vendrá dado tanto por la investigación que hacemos desde la propia Universidad como por la formación que damos”, aclaró. En este sentido, aseguró que “los cursos contribuyen en gran medida a cambiar los usos y las costumbres de los 23.000 usuarios de la propia Universidad, por lo que es nuestra aportación a la mejora y protección del entorno”.

El primer curso es el de La problemática de los microplásticos, seguido por Mindfulness y escritura: un abordaje psicoterapéutico para la gestión emocional.

TE PUEDE INTERESAR