sociedad

Cáritas atiende a más de 37.000 personas en las Islas

El obispo de la Diócesis, Bernardo Álvarez, pide la “colaboración conjunta” de las instituciones frente a los problemas “sociales y económicos” del Archipiélago
Leonardo Ruiz Bernardo Álvarez y Juan Rognoni durante la presentación del Informe de Cáritas Tenerife. | DA

Cáritas Diocesana de Tenerife atendió el año pasado a 15.457 personas y a 5.180 familias a través de las parroquias y en los diferentes programas y proyectos que desarrolla. Por su parte, en la Diócesis de Canarias se atendió a 7.159 familias y un total de 22.193 personas. De este modo, la acción de Cáritas benefició a más de 37.000 personas en las Islas a lo largo de 2018.

Cáritas denuncia la “sistemática vulneración” y “precarización de los derechos” fundamentales de las personas que atienden diariamente y la “normalización de las situaciones de pobreza” por parte de la sociedad, según señaló el nuevo director de Cáritas Diocesana de Tenerife, Juan Rognoni [hoy entra en vigor su nombramiento en sustitución de Leonardo Ruiz del Castillo], que incidió en que, según los datos de su Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social, en las Islas más de 206.000 personas están desempleadas y el 29% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social.

Cáritas atendió en 2018 a 12.179 personas en la provincia, tanto en la cobertura de sus necesidades básicas como en acciones para mejorar su calidad de vida. Mientras que las 3.278 restantes se beneficiaron de los distintos proyectos de la institución. Para Cáritas, las acciones para mejorar la empleabilidad son fundamentales en sus programas y proyectos, ya que el acceso al empleo es un elemento fundamental para la integración personal y familiar. De esta manera, 1.764 personas participaron en el Programa de Empleo. Del total de usuarios acompañados, 808 realizaron un itinerario de inserción; 288 personas recibieron formación (el 29%) y un total de 351 (el 20%) lograron la inserción. Se realizaron 97 acciones formativas.

El obispo Bernardo Álvarez y en nuevo director de Cáritas de Tenerife, Juan Rognoni. | DA

En cuanto al área de Inclusión Social, en el año 2018 fueron atendidas 747 personas. De las cuales 390 fueron acogidas en alguno de los ocho centros para personas sin hogar que gestiona la entidad en la Isla. Del total de atendidos, destacan 104 familias monomarentales (mujeres solas con hijos menores a su cargo). De igual modo, 96 personas en situación de sin hogar fueron atendidas a través de la Unidad Móvil de Atención en Calle (UMAC) en La Palma.

La organización también impulsó proyectos como Base 25, con el objetivo de prevenir el sinhogarismo y proporcionar alternativas habitacionales a personas y familias en situación de vulnerabilidad y exclusión residencial. Esta iniciativa atendió a 329 familias y 988 personas, entre ellas 392 menores de edad. Próximamente se abrirá un nuevo recurso en el norte de Tenerife.

Además, 116 personas se beneficiaron de los cuidados de los centros diurnos para mayores y otros servicios especializados para este grupo de edad. Otro proyecto, desarrollado por voluntarios, acompañó a 18 personas en Santa Cruz de Tenerife.

Cáritas también continuó con su proyecto de desintoxicación alcohólica Drago, que atendió a 226 personas, de las cuales el 33,3% recibió el alta.

Informe Cáritas Diocesana de Tenerife. | DA

Perfil de beneficiarios
En torno al 70% del total de las personas atendidas fueron mujeres y se ha constatado que el perfil de edad más vulnerable es el comprendido entre los 45 y los 65 años, cuando se acerca el fin de la vida laboral. El 60% de los asistidos tenían esas edades.

Cáritas Diocesana de Tenerife percibió 5.155.218 euros en 2018, de los cuales 3 millones correspondieron a aportaciones públicas y 2,142 millones llegaron a través de colectas parroquiales, donaciones, fundaciones, empresas, herencias y legados. Del montante total, la acción social aglutinó el 91,3% de los recursos, por solo el 8,69% que fueron derivados a gastos de administración y los salarios de las 115 personas contratadas. De los 893 voluntarios de la institución, el 80% son mujeres.

El obispo Bernardo Álvarez y en nuevo director de Cáritas de Tenerife, Juan Rognoni. | DA

Un emocionado Leonardo Ruiz afirmó que, “por desgracia, en Canarias todavía hay personas que pasan hambre”, y detrás de todos estos datos “hay una persona, son números con rostro. Muchos llegan desesperados y encuentran una ayuda”. Lamentó los “hombres, mujeres y menores que no cuentan con hogar, y son invisibles para la sociedad y las administraciones”. Rosa Martín, secretaria general que también dejará su cargo, destacó que “la realidad cambia, pero somos capaces de escuchar las necesidades y adaptarnos”.

Por último, el obispo de la Diócesis, Bernardo Álvarez, destacó que Cáritas “devuelve todo lo que recibe” y pidió una “colaboración conjunta” frente a los problemas “sociales y económicos” que afectan al Archipiélago.

TE PUEDE INTERESAR