GASTRONOMÍA

Cata de vinos blancos de Tenerife en la Casa del Vino de El Sauzal

El lugar elegido para la degustación es un, digno representante de las haciendas históricas rústicas

Casa del Vino
Casa del Vino

Los vinos blancos de Tenerife cada día están más de moda y además son premiados en certámenes nacionales e internacionales. Todo ello se debe al trabajo realizado primero por los agricultores, que cada día respetan más la uva y viña, y luego el empeño desarrollado por los enólogos en las bodegas que han conseguido un excelente producto. Para mostrar estos vinos se ha organizado una cata de vinos blancos monovarietales de Tenerife el próximo día 4 de julio, entre las 18.00 horas y las 21.00 horas en la Casa del Vino de Tenerife, ubicada en el municipio de El Sauzal.
La finalidad de esta cata, en este lugar emblemático, busca “descubrir, sentir y disfrutar de la personalidad de los vinos blancos elaboradores con variedades singulares de nuestra isla que supondrá, todo un deleite para los sentidos”. Para recibir información y asistir a la cata, que cuesta 18 euros, hay que ponerse en contacto con el teléfono de información y reservas 922-572-535 o el email casadelvino@teneriferural.org

Este encuentro con el mundo del vino está organizado por el Cabildo de Tenerife, la Fundación Tenerife Rural, y la Casa del Vino de Tenerife.

Vinos volcánicos

Esta no es la única cata de vinos que se va a organizar este mes. Concretamente el próximo día 12 de julio, también en la Casa del Vino de El Sauzal, entre las 18 y las 21 horas, habrá otra cata de vinos, en esta ocasión volcánicos, que impartirá Sergio Santos Pérez, docente y sumiller, y a un coste de 18 euros.

Los vinos que podrán degustar aquellos que se inscriban en el email y teléfono publicado en esta misma información procederán de Tenerife, La Palma, Gran Canaria, Lanzarote y de otras zonas volcánicas de otras partes del mundo, pero con similitudes organolépticas por la personalidad del suelo. Será una ocasión de probar vinos de carácter mineral, principal denominador común que caracteriza a este patrimonio vitícola.

El lugar elegido para la degustación es la Casa del Vino, digno representante de las haciendas históricas rústicas, que ubicadas en las medianías del Norte de Tenerife, se han conservado en el tiempo y que cada dos kilómetros, aproximadamente fueron construidas por sus propietarios como primera o segunda residencia de verano.

Ubicada en la finca La Baranda fue adquirida por el Ayuntamiento de El Sauzal en 1989y cedida gratuitamente al Cabildo de Tenerife en 1992. Tras ser acondicionada se convirtió en el Museo de la Vid y del Vino, Su recorrido permite conocer la historia de los vinos de Tenerife y su importancia, así como la actualidad.