sucesos

El niño fallecido en Telde se atragantó con un perrito caliente

El trágico fallecimiento tuvo lugar pasada la medianoche en una verbena juvenil; el menor estaba acompañado de sus padres; decretados dos días de luto en la localidad grancanaria
Vuelca un camión en la TF-1

AMBULANCIA SUC ARCHIVO 3

Las fiestas de San Juan se han teñido de dolor en Canarias este año con la tragedia acaecida en Telde (Gran Canaria), donde un niño de apenas ocho años de edad falleció en la madrugada del pasado sábado al domingo al asfixiarse mientras se comía un perrito caliente, según la información facilitada desde las autoridades y testigos de los hechos. Como consecuencia de semejante tragedia, el Ayuntamiento ha decretado dos días de luto: ayer y hoy.

Los hechos que nos ocupan tuvieron lugar cuando apenas habían transcurrido unos minutos de la madrugada del pasado domingo, cuando el infortunado pequeño se encontraba en en el centro neurálgico festivo, la Hoya de San Juan, donde se celebraba una verbena juvenil. El menor se atragantó con el primer bocado que le dio al perrito caliente, sin que sus padres y familiares, que le acompañaban, ni los servicios de emergencias pudieran evitar el fatal desenlace, según detalla el propio alcalde de Telde, Héctor Suárez.

El regidor de dicha localidad grancanaria detalló que los especialistas del Servicio de Urgencias Canario desplazados al lugar de los hechos estuvieron 45 minutos con maniobras de reanimación, pero desafortunadamente no se pudo revertir la situación y el menor falleció con poco más de ocho años -en diciembre cumplía nueve-, por lo que el Consistorio suspendió inmediatamente los actos festivos, deportivos y culturales de este domingo y hoy lunes y decretó dos días de luto oficial en Telde. El levantamiento del cadáver se produjo cuando ya habían dado las dos de la madrugada.

“Aparte de suspender todas las actividades, vamos a estar con la familia, a la que ya le hemos brindado todos los servicios municipales y, por supuesto, la acompañaremos y estaremos muy cerca, porque para el Consistorio esta ha sido una noticia lamentable y, por supuesto, todos estamos muy afectados”, manifestó Suárez a los medios de comunicación y recoge Efe. Como no podía ser de otra manera, la consternación por esta tragedia ha sido tremenda y los padres se mostraron enormemente afectados, a tal punto que agentes de la Policía Local tuvieron que contener al progenitor, preso de la desesperación e impotencia.

Ojo a los frutos secos, las salchichas y los caramelos

Los alimentos con los que más se atragantan los niños son los frutos secos, las salchichas, los caramelos, la zanahoria y la manzana crudas, la carne y las espinas de pescado. El tiempo estimado para recuperar las vías no puede pasar de cuatro minutos. Si el atragantado tose, simplemente espere; si no, realice la maniobra de Heimlich.

TE PUEDE INTERESAR