La Palma

El PSOE y el PP se reparten el Cabildo y Santa Cruz de La Palma y dejan fuera a CC

Pestana cederá la presidencia insular a Hernández Zapata y la Alcaldía de la capital palmera será para los socialistas; antes de 24 horas el PP tendrá que decidir si pacta también con el PSOE

Pestana (PSOE) cede la presidencia insular a Hernández Zapata (PP), DA
Pestana (PSOE) cede la presidencia insular a Hernández Zapata (PP), DA

Anselmo Pestana (PSOE), titular en funciones del Cabildo, y principal opositor a ceder el bastón de mando de la institución en un hipotético pacto de gobierno con el Partido Popular (PP), ha accedido finalmente a entregar a Mariano Hernández Zapata, con seis consejeros frente a los siete del PSOE, la presidencia de la Corporación insular. Este gesto de Pestana, después de dos semanas de negociación y con un acercamiento evidente en la mañana de ayer entre la comisión negociadora de los populares y los nacionalistas, desvirtúa el “alto nivel de negociación y acuerdo” que, aseguran fuentes autorizadas de CC, se había logrado con los conservadores.

La jornada de hoy miércoles será decisiva para determinar si el Partido Popular, tal y como habían expresado destacados miembros de esa formación, mueve ficha para posicionarse del lado de un pacto con los socialistas, en un acuerdo que garantizaría también la Alcaldía de Santa Cruz de La Palma, dando el poder al socialista Elías Castro, que sumaría sus fuerzas a las del popular Juan José Cabrera Guelmes. Para este último, un pacto con los nacionalistas suponía un acercamiento político con quien durante los últimos años ha sido su enemigo en los tribunales, el candidato de CC, Antonio Acosta. De este modo, se impone la posición de los más pragmáticos de la Ejecutiva de los socialistas palmeros para no perder su cuota de poder en el Cabildo y en el Consistorio capitalino, frente a quienes se resistían, del lado de Pestana, a dar la presidencia a Hernández, con un consejero menos que los logrados por la candidatura de Pestana el pasado 26 de mayo. Los populares entienden, en virtud de los resultados que lograron en las urnas, con 1.000 votos más que en 2015, que Mariano Hernández debe ser, en un pacto con el PSOE, el nuevo presidente de la institución.