Cultura

Jaime Siles Ruiz: “La asignatura pendiente de la democracia es la educación”

El catedrático Jaime Siles Ruiz debatirá hoy junto a Emilio Crespo Güemes y Antonio Alvar Ezquerra en la clausura del tercer ciclo del Curso de Pensamiento y Cultura Clásica

Jaime Siles Ruiz. DA
Jaime Siles Ruiz. DA

El tercer ciclo del Curso de Pensamiento y Cultura Clásica se clausura hoy a las 20.00 horas en TEA Tenerife Espacio de las Artes con un interesante debate sobre el futuro de las lenguas clásicas que lleva por título ¿Tiene sentido la enseñanza del latín y el griego en nuestra época? En la mesa estarán grandes eruditos en la materia, como son Emilio Crespo Güemes, Antonio Alvar Ezquerra y Jaime Siles Ruiz.

Precisamente, charlamos con Siles Ruiz sobre la temática. Quien fuera catedrático de la Universidad de La Laguna en 1982-1983, de donde guarda muy buenos recuerdos, explica tres cuestiones esenciales: “La primera y fundamental es porque la idea de la democracia la inventa Grecia y la idea de la ley, en parte también, por su concepto del nomos, pero quien la desarrolla es Roma. Cicerón dice una frase que vuelve a tener mucho sentido: “Solo es libre el esclavo de la ley”. Si no respetamos las leyes, es imposible que nos podamos entender. Y una democracia funciona sobre el consenso entre todos”, explica. “La segunda para mí es la cuestión de la lengua, porque el latín y el griego que se daban en el Bachillerato enseñaban a la gente a pensar, a escribir y a hablar. Tres cosas que hoy se ejercitan muy poco y que las lenguas clásicas siguen enseñando. Y enseñan además no solo de una manera gramatical”, sino en unos textos que demuestran que todo lo que nosotros somos ya ha pasado antes. “Toda la tragedia griega, la tragedia ática, que es una de las grandes creaciones hechas por la humanidad en el teatro, presentan precisamente las disfunciones en el sistema. ¿Qué fallaba en la Grecia de entonces? La atención a la mujer (Medea, Electra, Efigenia, Antígona, Fedra), la educación y la heterogeneidad de la verdad. La verdad no es una sola. Y eso también lo enseñan las lenguas clásicas”, prosigue Siles, para terminar con la tercera cuestión: la ley. “Las leyes cada vez están peor redactadas y si hay una laguna verbal, hay una laguna jurídica. Necesitamos que las leyes estén bien redactadas para que no haya conflicto”.

Preguntado por la importancia que se le da en la actualidad a las carreras técnicas sobre las humanísticas, Jaime Siles afirma con rotundidad que “la vida y la realidad no solo avanzan por las carreras técnicas. El mismo problema que tienen las humanidades y las letras lo tienen las ciencias puras. Una sociedad que no tengo una formación humanística y una formación científica sólidas está condenada a ser esclava de las otras sociedades”.

Añade que precisamente ahí es donde ha fallado el Bachillerato de este país. “Creo que la asignatura pendiente en la democracia española es la educación”, apunta, y recuerda la Ley Moyano, la más longeva de este país y la única consensuada. Ha habido además una “infantilización progresiva” de nuestra sociedad, en la que todo lo que cuesta esfuerzo y sacrificio tiende a ser puesto en el desván y precisamente el latín y el griego exigen eso. “Estamos embobando a toda una generación delante de la televisión y el teléfono, y eso está propiciando una sociedad de la iconografía (los emoticonos). Han vuelto los jeroglíficos. El mundo progresa por conocimiento profundo de conceptos abstractos”, es decir, las palabras. “Y las imágenes son muy peligrosas, porque no podemos dialogar. Son una forma de dominio que siempre ha sido dictatorial y las democracias exigen conceptos, el lenguaje y el diálogo. Solo con ellos se puede progresar”.