música

Socos Dúo: “Entendemos la música como un arte que puede generar cambios”

Presentan los temas de su tercer disco, 'The Way', esta noche (19.30 horas) en el Auditorio de Tenerife. La formación, de marimba y violonchelo y siempre en permanente evolución, se atreve con las bases electrónicas.
Ciro Hernández y César Martín son Socos Dúo. | SERGIO MÉNDEZ

Socos Dúo, o César Martín y Ciro Hernández, presentan los temas de su tercer disco, The Way, esta noche (19.30 horas) en el Auditorio de Tenerife. La formación, de marimba y violonchelo y siempre en permanente evolución, se atreve con las bases electrónicas.

-¿Por qué marimba y chelo?

César Martín: “Empezamos probando con percusión y violonchelo, pero dentro de la percusión empezamos a probar distintas cosas y al final encontramos que la marimba y el chelo combinaban de una manera especial. Nos gustaba el equilibrio que había entre los dos instrumentos y decidimos apostar por esa formación. Comenzamos a investigar y el primer disco fue de música de otros compositores, porque nosotros venimos de formación clásica, y con el tiempo empezamos con nuestra línea de composición. Al final nos dimos cuenta de que era nuestro camino. Y aquí estamos, 10 años después”.

-¿Es difícil ser precursores de este tipo de formaciones, de marimba y chelo?

Ciro Hernández:“Ser precursores es muy difícil, porque tienes que tener claro que quieres apostar por esto. Porque todo el mundo lo ve al uso, para una ocasión. No lo ve como algo que se pueda explotar hasta el infinito. Ese es el concepto distinto, porque la gente dice que escuchar un tema de marimba y chelo juntos esta bien, pero dos a lo mejor es cansino. La cuestión es investigar para que no cansen ni dos ni tres ni diez temas. Y esa es la lucha que estamos haciendo nosotros, en esta ocasión, con The Way. Que tú puedas estar una hora de concierto viendo que aquello se sigue desarrollando. Que es orgánico”.

-En The Way prueban con la electrónica. ¿Alguien que escuche su primer disco y este último sabría que son el mismo dúo?

C. H. : “Yo creo que sí, porque al fin y al cabo es a través de dos instrumentos base. Quiero decir, violonchelo y marimba son la piedra angular y a partir de ahí creamos todo lo que conforma la electrónica y las bases que vamos a utilizar en The Way, y siempre en una línea del contexto musical que nos gusta utilizar, que es dentro de una especie de minimalismo que desarrolla un sistema motívico repetido, un ambiente determinado, nada de transformarnos a algo totalmente distinto. Siempre encontrando esa voz natural que tenemos en conjunto los dos musicalmente, pero desarrollarla en nuevos colores sonoros, que están representados en la electrónica y la base”.
C. M. : “Nos hemos preocupado de que todos los discos tuvieran una misma sonoridad, y en Socos es la marimba y el chelo, y eso no lo hemos perdido. Añadir esos nuevos elementos, como la electrónica, lo que hace es contribuir a que tenga más potencialidad. Pero sí, se nos reconoce”.

-¿Por qué este acercamiento a la electrónica?

C. M. : “Nos apetecía darle color a nuestra música con la electrónica y el resultado es genial. Y el meternos con composiciones propias… Yo creo que ahora somos más felices que antes”.
C. H. : “Sí, porque nos permite ser nosotros dentro de la música. Es verdad que cuando estás intentando tocar la música de otro estás más encajonado y más dependiente el uno del otro. Y ahora las creaciones están desarrolladas para que cada uno sea uno mismo y hacemos el camino juntos”.
C. M. : “El grado de libertad es fascinante. Y luego también la parte del subidón que te puede dar cuando este señor y yo estamos creando algo, y tú ves que aquello va cogiendo forma… Cuando es algo tuyo y al público le gusta, entonces ya el viaje es completo”.

-¿Qué les inspira?

C. H. : “Muchas veces son cosas cotidianas, preocupaciones personales. En The Way tenemos temas que son denuncia, percepción de nuestro entorno, como pueden ser la contaminación de plásticos, la inmigración en el Mediterráneo con tanta muerte…”.
C. M. : “Hay un hilo conductor. Hemos escrito microcuentos que hacen una introducción de cada pieza, marcando un camino. Y aunque hay denuncia social, también hay esperanza. Entendemos la música como un arte que puede generar cambios. La gente lo va a entender a través de las emociones que le genere nuestra música”

TE PUEDE INTERESAR