la laguna

Urbanismo ordena el desalojo de otras 77 viviendas de Las Chumberas

Muvisa comenzará a enviar las notificaciones de manera inmediata y, aunque los técnicos ponen de plazo un mes para el realojo, el concejal del área reconoce que en situaciones anteriores el proceso se ha demorado varios meses
Uno de los bloques de la urbanización de Las Chumberas. / FRAN PALLERO

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, anunció hoy que, el pasado 14 de junio, la entonces edil del área firmó “las órdenes de desalojo de 10 bloques de Las Chumberas”, que se engloban, además, en la primera fase del plan de actuación en dicha urbanización, y a los que se une también el bloque 12, de otra fase. En concreto, estos bloques conforman un total de 160 viviendas, de las que 83 ya se desalojaron en el pasado, quedando ahora 77 por desalojar, de las que 21 están sin habitar, 31 tienen residentes y de otras 25 se desconoce su situación actual, según datos de Urbanismo. La empresa pública Muvisa comenzará a enviar las notificaciones, unas 500 en total entre propietarios y moradores, de manera inmediata. La empresa pública será la encargada de toda la gestión de los desalojos, así como de las ayudas.

Según explicó Santiago Pérez, la decisión del desalojo, junto con la que va una orden de cerramiento y tapiado, se basa en las conclusiones a las que han llegado los técnicos tras las inspecciones oculares que se realizaron los pasados marzo y abril y el informe que Muvisa solicitó a Intemac, empresa especializada en esta materia. En concreto, dichas inspecciones “han puesto de manifiesto como ha ido avanzando el grado de deterioro de esos bloques, que afecta a su estabilidad estructural, y que ha ido avanzando como fruto de muchas circunstancias y todas tienen que ver con la falta de actuaciones de mantenimiento”.

Todo ello, “ha hecho que los técnicos propongan el desalojo de una serie de bloques y la realización de nuevas medidas cautelares en otros 19 bloques”, indicó el concejal, que volverán a ser sometidos a una nueva inspección en seis meses.

En cuanto al bloque 12, que no forma parte de la primera fase del plan, “también ha sido inspeccionado y se ha recomendado con urgencia su desalojo, y así se va a acometer”, apuntó.

Según el informe de los técnicos, “a partir de la notificación del desalojo, ésta debe ser efectuada en el plazo de un mes”, aunque Pérez reconoció que en una situación similar pasada “se tardaron varios meses” en garantizar el realojo de todos los vecinos, por los problemas de “disponibilidad de vivienda”. “Por eso, se ha acordado que el seguimiento del estado de esos bloques sea constante a partir de ahora, sin dramatismo, pero por nuestro deber de prudencia y diligencia”, apuntó.

En este sentido, el concejal añadió que se ha convocado a los presidentes de la comunidades de vecinos de los bloques afectados por los desalojos a una reunión mañana “para profundizar más en esta información e informarles de las medidas de apoyo que tienen a su disposición”, enfatizando que existe financiación. Próximamente, se realizará otra reunión con los bloques donde se van a realizar más medidas cautelares.

Comunicado en mayo

Por otra parte, Santiago Pérez matizó que “los informes de propuesta de desalojo tienen, para la mayor parte de esos bloques, fecha del 24 de abril, y fue comunicada, para la firma, a la entonces concejal de Urbanismo entre el 3 y 8 de mayo, pero la concejal no firmó hasta el 14 de junio, es decir, con algo más de un mes de demora y el día antes de la constitución del Ayuntamiento”.

Asimismo, el concejal enfatizó que “nos ponemos manos a la tarea, sin promesas ficticias, con el objetivo inmediato de desbloquear el acuerdo con el Estado y, además, impulsar, hasta su culminación, el procedimiento expropiatorio”.

TE PUEDE INTERESAR