política

Y a Curbelo le quedó tinta para firmar…

El presidente de NC, Román Rodríguez, bromeó con el líder de ASG para que no se olvidara de rubricar el documento del pacto de progreso
Firma del Pacto de las FLores del nuevo Gobierno de Canarias| FP

El bolígrafo del presidente de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, merece un homenaje, al menos, por los militantes socialistas en el Archipiélago. El líder gomero logró, finalmente, estampar su firma ayer en el pacto de progreso, tras advertirle el presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, que había mostrado el Acuerdo para un Gobierno de Progreso y de Cambio para Canarias sin firmar. Curbelo cumplió, como nos advirtió, porque “soy un hombre de palabra”, a pesar de que muchos dudaron de ella por sus coqueteos con ambos bandos: el progresista, con el que finalmente se comprometió, y el de centroderecha, por su cercanía a Fernando Clavijo (CC).

La rúbrica del gomero se produjo después de que detallara el pasado jueves sus peticiones para entrar en el Ejecutivo que presidirá el socialista Ángel Víctor Torres. En la quinta planta del Parlamento de Canarias, lugar donde se alcanzó la alianza del cambio, Curbelo se colocó en posición para empezar a enumerar sus exigencias por escrito que justificaban la firma.

Se remangó y, aunque tenía el otro pacto de centroderecha en la carpeta con el logotipo de ASG, el también presidente del Cabildo gomero comenzó a redactar su particular carta a los Reyes Magos: gestionar la Consejería de Turismo, Industria y Comercio y todos los organismos y empresas públicas dependientes de estas áreas; la Dirección de Puertos Canarios; la Gerencia de Visocan, la Dirección General de Infraestructuras Turísticas; la Viceconsejería de Acción Exterior; la Gestión del Área de Salud de La Gomera; la Dirección General de Presupuesto y Gasto Público; la Gerencia de Gesplan; la Dirección General de Infraestructuras Viarias y un consejero del nuevo Consejo Rector de Radio Televisión Canaria. No obstante, y para completar sus reivindicaciones, le faltó añadir el puerto de Playa Santiago con su avenida, la avenida de Valle Gran Rey, una residencia de mayores de más de 100 plazas en Vallehermoso, un vuelo diario de La Gomera a Gran Canaria o el desarrollo del puerto de Fonsalía (Guía de Isora).
Eso se concretó el jueves a mediodía, pero incluso, previas llamadas a Ángel Víctor Torres y a Román Rodríguez, Curbelo fue a Presidencia del Gobierno para despedirse de su amigo Clavijo. Por allí pasaron muchos para hablar con el mandamás gomero, pero mantuvo el temple y señaló a otros partidos, por su fragilidad orgánica, como los culpables de que el pacto de centroderecha no saliera. Curbelo firmó el último, pero estará al quite durante toda la legislatura por si hubiera que ampliar sus reivindicaciones o se produjera algún incumplimiento de sus socios. Seguro que su bolígrafo seguirá teniendo tinta.

TE PUEDE INTERESAR