Golf

El hijo de Severiano Ballesteros, atracción en el Tecina Golf

"No tengo el don de mi padre, pero todavía estoy a tiempo de destacar en el golf", afirma Javier Ballesteros, que ayer comenzó el el torneo gomero Fred Olsen en el Alps Tour

Javier Balletesteros, en el centro, junto a García Heredia y Di Nitto, antes de iniciar el torneo en el tee del 1 / DA

Tiene un enorme parecido a su padre, el gran Seve Ballesteros, pero tampoco pasan desapercibidos los genes de su madre, Isabel Botín, hija del conocido banquero. Javier Ballesteros, el hijo mayor del gran golfista y la banquera cántabra, es una de las atracciones del Torneo Fred. Olsen que hoy comenzó en el espectacular Tecina Golf. Javier, además, comenzó en el tee del uno compartiendo partido con el gran favorito a ganar por tercera vez este torneo, el asturiano Alfredo García Heredia, y el italiano Enrico Di Nitto.

“Yo no tengo el don de mi padre, pero estoy trabajando para llegar lejos en el mundo del golf”, señala el también abogado de 28 años que se ha empecinado en alcanzar el Challenge Tour, paso previo al Circuito Europeo, tras haber logrado el año pasado de nuevo -se estrenó en 2014, cuando decidió convertirse en golfista profesional-  la tarjeta para participar en el Alps Tour, la que podríamos denominar tercera categoría del golf europeo. “Estoy pegando muy bien a la pelota y espero hacer un buen resultado en La Gomera”, manifiesta el hijo del que fuera el más grande jugador de golf de España sobre el verde del Tecina Golf, el campo que también encumbró al norteamericano Brooks Koepka, hoy nada menos que número uno mundial y que en su universidad tiene colgada la bandera del hoyo 18 del campo gomero donde comenzó a forjarse como un grande.