política

Los críticos de AHI recogen firmas para relevar a la actual dirección

Destacadas figuras del partido, como su fundador, Tomás Padrón, el consejero regional en funciones Narvay Quintero o el secretario general, Pablo Rodríguez, quieren celebrar una asamblea extraordinaria
Imagen en la que el exeurodiputado Gabriel Mato y el presidente gomero, Casimiro Curbelo, escuchan con atención a Tomás Padrón (AHI). F. P.
Imagen en la que el exeurodiputado Gabriel Mato y el presidente gomero, Casimiro Curbelo, escuchan con atención a Tomás Padrón (AHI). F. P.
Imagen en la que el exeurodiputado Gabriel Mato y el presidente gomero, Casimiro Curbelo, escuchan con atención a Tomás Padrón (AHI). F. P.

Como no podía ser de otra manera, la histórica debacle electoral sufrida por la Agrupación Herreña Independiente (AHI) en las recientes elecciones locales agrava la de por sí llamativa crisis interna que sufre una fuerza política capaz, en tiempos que ahora se antojan lejanos, de ser la auténtica clave de bóveda donde se sustentaba la política canaria, un papel que, para hacerse una idea, ahora descansa en la Agrupación Socialista Gomera (ASG).

En el afán de poner fin a esta crisis, líderes de AHI, como su mismísimo fundador, Tomás Padrón, o el consejero autonómico en funciones Narvay Quintero, han iniciado una recogida de firmas para celebrar una asamblea (órgano de máximo nivel en AHI) con carácter extraordinario en la que se propondrá el relevo de la actual dirección, función que detenta el Consejo Político.

Cuestionado a este respecto, Padrón explicó a DIARIO DE AVISOS que tal propuesta no solo cuenta con su apoyo y el de Quintero, sino también con el del actual secretario general de AHI, Pablo Rodríguez, y el viceconsejero regional de Hacienda en funciones, Javier Armas, así como “varios miembros fundadores de AHI, y los presidentes de los comités locales del Puerto-Timijiraque, Tamaduste-La Caleta, Sabinosa, Frontera, Isora, y San Andrés”.

En cuanto al procedimiento que se debe seguir, basta con 50 firmas para registrarlas en el partido, cuyos estatutos recogen la obligatoriedad de convocar, en un plazo máximo de 15 días, la referida asamblea extraordinaria.

Sobre el porqué de tal iniciativa, Padrón explicó que “la AHI, después de 40 años como partido insular preferente de los herreños, se encuentra en el letime [vocablo inequívocamente herreño y utilizado para designar el borde superior de un risco] de su vida política, y creo que no debe esperar un segundo más en analizar, decidir y acordar estrategias para reflotarse en la vida pública herreña y canaria”.

Para el que fuera presidente del Cabildo herreño, “nos encontramos ante dos alternativas para iniciar el camino de la recuperación; una es esperar a la asamblea prevista para septiembre por el actual Consejo Político; mientras que la otra pasa por esta solicitud de asamblea extraordinaria, gestionada por afiliados. En la primera alternativa -continúa Tomás Padrón-, creo que resultaría difícil buscar soluciones consistentes y firmes de futuro, cuando iban a ser gestionadas por la Presidencia y Consejo Político que nos han llevado a esta complicada situación. Pero la segunda alternativa, la de una asamblea extraordinaria que sea propuesta por un grupo de afiliados, se propone sustituir al actual consejo político y entregar el partido a la gestora prevista en los estatutos, a través del Consejo de Ética y Garantías.

Este Consejo iniciaría un revolcón intenso y profundo desde las bases de cada uno de los comités locales”, auguró el fundador del partido. Pero, en opinión de Padrón, no bastaría con la sustitución de la actual dirección de AHI, sino que “en el debate, entre otros asuntos, habría que analizar por qué hemos llegado a esta situación y dónde estamos políticamente, así como redefinir valores, principios, objetivos, y futuro del partido”. O, lo que es lo mismo, partir de cero.

En caso de conseguir las firmas (se da por garantizado, dado quiénes proponen esta iniciativa) y la asamblea extraordinaria da paso al citado Comité de Ética y Garantías, este tendría que cumplir con la tarea encomendada en seis meses como máximo, para a continuación celebrarse una nueva asamblea general que terminaría por devolver la normalidad a la AHI.

Incumplir lo acordado en 2016, en el origen de esta crisis

Si su histórica derrota electoral del 26 de mayo es el síntoma que mejor refleja la grave crisis interna existente en la Agrupación Herreña Independiente (AHI), para advertir la causa hay que remontarse a 2016, cuando la asamblea de dicho partido votó a favor de volver a desligarse de Coalición Canaria, pero la dirección actual hizo oídos sordos. De aquellos polvos, estos lodos.

TE PUEDE INTERESAR