sociedad

Más del 60% de los canarios sale de bares todas las semanas

Actualmente los horarios laborales y el ritmo de vida provocan, por falta de tiempo, una inadecuada alimentación y el no poder comer en casa entre semana

Restaurantes de la plaza San Francisco. | FRAN PALLERO

Alrededor del 62 por ciento de los canarios sale de bares todas las semanas, mientras que un 5 por ciento de ellos lo hace a diario, porcentajes que se encuentran por debajo de la media nacional donde el 75 por ciento de los españoles acude al bar todas las semanas y un 7 por ciento lo hace todos los días, según una encuesta realizada por Madison Market Research en colaboración con la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación (SEDCA).

Además en el caso de Canarias, la bebida que más se consume a la hora de comer a mediodía es la cerveza tradicional.

Recientemente el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicaba el Informe del Consumo Alimentario en España 2018 que recogía que el gasto en alimentos, bebidas y aperitivos fuera del hogar ascendía a 34.539,32 millones de euros, lo que equivale a unos 16.432,2 millones de consumiciones en hostelería.

Actualmente los horarios laborales y el ritmo de vida provocan, por falta de tiempo, una inadecuada alimentación y el no poder comer en casa entre semana como muestran datos que fijan en un 40 por ciento los españoles que piensan que comer o cenar fuera es motivo de un empeoramiento de salud y una mala alimentación.

Sin embargo, SEDCA expone que almorzar en restaurantes o bares no tiene por qué estar reñido con llevar una alimentación saludable, siempre que se opte por alimentos sanos, frescos y equilibrados.

Así entre los principales motivos por los que la gran mayoría de las personas decide comer fuera de casa es la comodidad y el ocio, si bien desde SEDCA se expone que en bares y restaurantes también se pueden seguir buenas pautas de alimentación, para lo que se ha creado un documento que refleja los mejores consejos para comer y tapear de forma saludable en hostelería, durante los cinco momentos clave de alimentación del día: desayuno, almuerzo, comida, afterwork (merienda) y cena.

En concreto, se aconseja ir caminando, en la medida de lo posible, al establecimiento deseado, sobre lo que el profesor de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Comité científico de SEDCA, Jesús Román Martínez, apuntó que es “importante” mantenerse activo, por lo que ir caminando a los restaurantes “es una manera de quemar las calorías ingeridas”.

Asimismo se aconseja tomar elaboraciones a la plancha, al vapor, cocidas u horneadas, donde predominen las verduras y hortalizas.

En cuanto al tapeo de media mañana existen muchas tapas bajas en calorías y saludables, tales como los encurtidos, el jamón y el gazpacho. Así para beber, la SEDCA recomienda optar por el agua o, quien así lo desee, por bebidas bajas en calorías como la cerveza tradicional y sin alcohol.

De todos modos, matizó que para hidratarse la primera opción debe ser siempre agua aunque al salir se suelen decantar por otro tipo de bebidas como la cerveza que después del agua es la opción preferida por el 51,8 por ciento de los españoles. En concreto, un 43,2 por ciento se decanta por la de tipo tradicional y un 10,7 por ciento la pide sin alcohol.

AFTERWOERK Y CENA

En referencia al afterwork, los expertos aconsejan hacer deporte en conjunto para “ganarse” el picoteo posterior sin tener remordimientos. Martínez aseguró que tomar unas tapas por la tarde, en la comida o en la cena, “no es un problema y no tiene por qué darnos remordimientos” si se hace bien, de ahí que se deba elegir “bien” en función de las características personales o la actividad física que se realice, entre otros.

En el caso de las cenas, suelen ser “más copiosas de lo que deberían”, ya que la “gran mayoría” de los españoles suele acudir al fast food. Sin embargo, la SEDCA recomienda que esta comida sea la más ligera a base de verduras, hortalizas, mariscos, carnes bajas en grasa y pescados, según el presidente de SEDCA, Antonio Luis Villarino.

“Lo importante es hacer un equilibrio entre comida y cena o entre media mañana y media tarde, para que al final de la jornada, el número de calorías y nutrientes tomados sean los correctos en cada caso”, apuntó.

Por ello, consideró que salir a comer a la calle no tiene por qué suponer un riesgo para la salud si se siguen una serie de pautas y se mantiene una dieta equilibrada, de ahí que el objetivo del documento de SEDCA “es crear una serie de consejos para concienciar a las personas de que realmente fuera de casa se puede comer de una manera sana y aceptable”.