Santa Cruz

Santa Cruz rescata el ‘parking’ de El Corte Inglés por un incumplimiento “muy grave”

El concejal de Servicios Públicos, José Ángel Martín, avanza que el expediente para recuperar el aparcamiento ya está listo solo a falta de su firma

El aparcamiento de Tres de Mayo se construyó para dar servicio a la zona comercial, aunque lo acabó gestionando en su totalidad el Corte Inglés. / S. M.
El aparcamiento de Tres de Mayo se construyó para dar servicio a la zona comercial, aunque lo acabó gestionando en su totalidad El Corte Inglés. / S. M.

De “incumplimiento muy grave” califican, tanto los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Santa Cruz como los técnicos de la Concejalía de Servicios Públicos, la cesión que hizo Inversiones Parque (concesionario del aparcamiento público de Tres Mayo) a El Corte Inglés. Con todos los informes ya completados, el expediente para la recuperación de esta concesión pública ya está listo para firmar, tal y como adelantó, ayer, el concejal de Servicios Públicos de Santa Cruz, José Ángel Martín. Según detalló el edil, el motivo exacto por el que se va a proceder al rescate de este aparcamiento es que, “el concesionario no explotó nunca directamente el parking”, algo que está totalmente prohibido por los pliegos de la concesión.

Ya en el mandato pasado, el área que ahora dirige Martín, había detectado la irregularidad en esta concesión, pero el equipo de Gobierno anterior no había decidido qué hacer con un más que claro incumplimiento. Es ahora cuando, anunció ayer Martín, se va a proceder a la recuperación de la concesión de este aparcamiento que cuenta con 572 plazas distribuidas en tres plantas. Una vez se apruebe el expediente se procederá a una nueva licitación. El edil de Servicios Públicos aclaró, en los micrófonos de la SER, que, el rescate de la concesión no va a dejar al Corte Inglés sin aparcamiento. “La ley de Patrimonio nos permite realizar una concesión temporal al centro hasta que saquemos el nuevo concurso, y siempre que las plazas sean públicas”.

Expediente

Durante el mandato pasado, el área que ahora dirige José Ángel Martín, llegó a abrir un expediente sancionador por el incumplimiento de los pliegos de la concesión, en 2016, pero no llegó a culminarse porque caducaron los plazos para su ejecución. Fueron los grupos municipales de Sí se puede e Izquierda Unida los que entonces pusieron sobre la mesa el incumplimiento de los pliegos y la obligación municipal de recuperarlo, llevando el asunto en varias ocasiones al Pleno y la Comisión de Control del Ayuntamiento. Sí se puede incluso amenazó con acudir a la fiscalía.

En este mandato, Ramón Trujillo, portavoz de Unidas Podemos, ya había anunciado su intención de presentar una moción para recuperar este aparcamiento. Ayer, aunque admitió que aún no ha visto el expediente, dijo que entiende que se ha encontrado una fórmula legal “que no ponga en peligro puestos de trabajo”, y que, al mismo tiempo, reconduzca a la legalidad la concesión “revendida” por Plasencia (propietario de Inversiones Parque), “contraviniendo la legalidad, y haciendo negocio mediante una mediación parasitaria entre Ayuntamiento y Corte Inglés”.

Trujillo señaló que, a su juicio, el papel de Plasencia “equivale a una especie de impuesto privado por el que obtuvo un beneficio sin generar ninguna riqueza”. “Es curioso -continuó- esto nunca entraría en ninguna definición de actividad empresarial”. En cuanto al rescate de la concesión del aparcamiento de Tres de Mayo, Trujillo entiende que “es lo que había que haber hecho hace tiempo, pero Coalición Canaria evita las decisiones perjudiciales para sus empresarios de cabecera. Ahora queda por ver los términos de la nueva adjudicación”, concluyó.

Casi 20 años de incumplimiento del pliego de concesión

El 19 de junio de 1998, el Pleno de Santa Cruz acordó aprobar el pliego de condiciones económico-administrativas para un concurso de adjudicación de la concesión de construcción y explotación del aparcamiento de Tres de Mayo. A este concurso se presentaron El Corte Inglés e Inversiones Parque, SA. En noviembre de ese mismo año, se acordó adjudicar el concurso a favor de la segunda por 668.198.080 pesetas. El 25 de enero de 2000 se formalizó el contrato de redacción del anteproyecto, construcción y explotación. Inversiones Parque, según los informes municipales, nunca lo gestionó.