ocr

Va por ti, Gara

María José homenajeó a su hija completando los cinco kilómetros de Conquista La Victoria
Madre de Gara. DA
Madre de Gara. DA
Madre de Gara. DA

9 de agosto de 2018. Gara se marchó, pero su leyenda nació. La leyenda de una guerrera que nunca se rindió. En apenas 30 años de vida, superó un cáncer de hueso que le llevó a perder su pierna derecha, un ictus y un trasplante de corazón. Nada de eso pudo con una joven que derrochaba ganas de vivir. Casi un año después de su marcha, su recuerdo sigue inalterable, como se demostró el pasado fin de semana en Conquista La Victoria, una prueba de obstáculos que reunió el pasado domingo a 1.500 participantes.

Entre ellos estaba María José, la madre de Gara. Hay que remontarse a la edición de la prueba de OCR de 2018 para encontrar el inicio de este merecido y bonito homenaje. Gara fue la gran campeona de aquella edición y no porque haya subido al podio. Fue la mejor debido a que superó todas las adversidades para completar la modalidad de cinco kilómetros. Necesitó de muchos meses de preparación, pero lo logró. En la línea de meta María José le prometió a su hija que en la edición del próximo año participarían juntas. El destino lo impidió. Un rechazo a su corazón trasplantado arrebató a Gara sus mil ilusiones.

No obstante, la promesa de su madre no se murió con Gara. María José quiso cumplir y lo hizo a lo grande. “Yo se lo había prometido y quise hacerle este homenaje. No estuve sola. Me acompañó su novio, su hermana, muchos compañeros míos y amigos de ella que también se apuntaron a la prueba”, comentó ayer María José Placer a DIARIO DE AVISOS.

La madre de Gara completó el domingo los mismos cinco kilómetros que su hija había recorrido un año antes. La experiencia fue dura, como reconoce, pero cruzó la línea de meta, como Gara. Se ve que lo de tirar la toalla no figura en el ADN de esta familia, vecina del barrio de La Salud. “Desde enero estoy en el gimnasio, porque una persona sin preparación no la pasa. Es dura y hay que prepararse para ella”, asegura la progenitora.

A pesar de que el recorrido no fue un camino de rosas, en 2020 María José, y acompañantes, volverán a estar en la línea de salida de Conquista La Victoria. “No puedo decir que si Dios quiere volveré, porque estoy un poco enfadada con Dios. Prefiero decir que si la vida me lo permite, el año que viene volveremos a hacerla. La haremos siempre que podamos, en homenaje a ella”, afirma.

La vida de una guerrera

Alegre e intensa. Así era Gara. Una guerrera que nunca renunció a vivir con vitalidad. Hasta que su corazón dijo basta. “No se esperaba que falleciera. Se encontró mal, fuimos a Madrid y se quedó. Cuando hizo La Conquista, ella estaba bien. Había pasado sus revisiones y todo iba dentro de lo normal. Hubo un rechazo y se fue”, relató María José, quien recuerda a Gara como una luchadora incansable. “A ella le gustaba mucho el deporte y era una luchadora. Perdió la pierna a los cinco años y su sueño era ir a la playa sola. Logramos una pierna ortopédica después de mucho sufrir y trabajar. Recolectamos toneladas de tapones, pero al final lo conseguimos y ella pudo correr y meterse en el agua”.

Tal fue el ejemplo de superación que dejó en la Conquista La Victoria en el año 2018, que la prueba de OCR organizada por el Ayuntamiento de La Victoria decidió que el cartel anunciador del siguiente año estaría dedicado a Gara. Y así el domingo 1.500 corredores superaron cualquier obstáculo gracias a que Gara les guió con su ejemplo.

TE PUEDE INTERESAR