Música

Bebe: “Lo del concierto de Arona va a ser como una primera vez para mí”

La cantante criada en Extremadura ha reconocido, en una entrevista exclusiva a DIARIO DE AVISOS, que estará “encantada de la vida cuando se deje de guarrear con los plásticos”

Bebe. DA

El Parking Arenas Blancas en Playa de Las Américas acogerá el sábado 24 de agosto la segunda edición del Concierto Limpio y Sostenible Arona Blue&Green. Entre otros artistas contará con la actuación estelar de la valenciana María Nieves Rebolledo Vila, de todos conocida en el mundo musical por Bebe. La cantante criada en Extremadura ha reconocido, en una entrevista exclusiva a DIARIO DE AVISOS, que estará “encantada de la vida cuando se deje de guarrear con los plásticos”.

-¿En qué tipo de ambiente musical creció?
“Lo hice en un ambiente musical totalmente familiar, en el que todo el mundo cantaba. Tengo cuatro hermanos y todos ellos saben cantar de maravilla. Parecíamos la Familia Trapp (ríe sin parar). Además, mis padres tenían grupos de música y, luego, cuando nos tuvieron a nosotros, tenían un grupo de folklore extremeño. Por lo tanto, la música siempre ha formado parte de mi entorno familiar. Mi padre me levantaba todas las mañanas con música, sobre todo los fines de semana, en el coche y así siempre. En definitiva, la primera idea que tengo y los primeros recuerdos, en cuanto a la música se refiere, son de mi familia”.

-¿La vena musical le vino por su amor a ella o por estar siempre rodeada de instrumentos?
“Pues, las dos cosas. Al final, una desde pequeña siempre ha estado rodeada de instrumentos, puesto que con mis padres siempre había guitarras y demás instrumentos. Es una mezcla de todo y, desde luego, es algo que lo tengo desde chiquitita”.

-¿Por qué le dio por estudiar arte dramático?
“No sabría decirte con exactitud. Cuando estaba en el instituto me metí en unas clases de teatro y la verdad es que me gustó mucho. Primero estudié muchísimas cosas, pero la verdad es que el arte dramático suponía una buena terapia. Trabaja las emociones, de la misma manera que la música. Entonces me vine a Madrid a estudiar arte dramático y seguí haciendo música. Y es que me parecía que ambas parcelas tenían muchas cosas en común”.

-¿Se siente satisfecha en su faceta como actriz?
“¿Satisfecha? Todavía he hecho muy poquitas cosas y ojalá pueda hacer más. En música he hecho bastante más y como actriz estoy un poco más verde. Siempre me digo que cuando llegue el momento y, sobre todo, pueda dedicarle el tiempo que necesita la interpretación, me encantaría seguir haciendo cosas”.

-¿Recuerda cuándo le llegó la primera oferta para grabar un álbum? ¿Cuándo vio la luz?
“Sí. Creo que fue sobre el 2002. En esa época conocí a una persona maravillosa, Javier Liñán, actual director de El Volcán Música. Entonces trabajaba en Virgin y después en EMI. En esta última fue donde él me propuso la idea de grabar. Sin embargo, hasta que el álbum vio la luz pasaron más de dos años y pico, porque empiezan las conversaciones, vas viendo con quién vas a trabajar y todo lleva su proceso”.

-¿Su retirada temporal de la música en 2006 es porque veía imposible poder compaginarlo con su faceta de actriz?
“Realmente paré en el 2007, año en el que acabé la película Caótica Ana. Si yo no paraba, no paraba nadie. Necesitaba descansar y tomar el tiempo para, entre otras cosas, poder escribir. Desde el 2004, que salió el disco, estuve trabajando sin descanso hasta ese momento. Apenas disponía de tiempo para preparar los conciertos. Los hacía, pero sobre la marcha. Además, quería tener una vida y entiendo que es la elección que uno hace”.

-¿Qué sensaciones tuvo en la ceremonia de los Grammy Latinos de 2009, donde confirmó que estaba embarazada?
“(Se ríe a carcajadas y responde) Si te digo la verdad, fue uno de los Grammy donde peor lo he pasado. Como estaba recién embarazada, tenía la cara un poco revuelta y hasta el cuarto mes no te repones. Digamos que me lo pasé bien en cuanto a la gala, pero no fui a ninguna fiesta y mi familia sí lo hizo. Solo pensaba en volver a mi casa, pero aquel momento fue muy gracioso”.

-¿Hubo muchas diferencias entre Un pokito de Rocanrol y Cambio de Piel?
“Sí, por supuesto. Todos los discos tienen bastantes diferencias. Un pokito de Rocanrol era un disco que hice en muy poco tiempo, justo al poco de haber parido. Es un disco que tiene mucha más rabia, es más chillado, está grabado en directo, todo tocado y las canciones, precisamente por la cantidad de letras que había, me apetecía que fuera mucho más escueto. Quería decir cosas con muchas menos palabras. Lo fui a grabar a París. Cambio de Piel es un disco muy hacia dentro. Pretendía que fuera mucho más liviano que Un pokito de Rocanrol. Sobre todo, para poder ponérselo a mi hija y para no meterme mucho en las profundidades”.

-¿Cómo valoró el documental 10 años con Bebe?
“Para mí fue una cosa un poco curiosa, ya que cuando me lo propusieron yo no quería hacerlo, ya que me pareció que todavía llevaba muy poco tiempo en este mundo. Al final se convirtió en algo muy bonito, porque, aparte de hablar del principio, también metimos dentro y contamos todo lo que fue la gira A guitarra y voz, que hicimos por toda Latinoamérica. Había momentos muy emocionantes y, luego, cuando aparecen imágenes muy antiguas y ves a padres y a amigos hablar, te das cuenta de que has pasado por instantes realmente maravillosos.

Está muy bien tener ese tipo de recuerdos”.
-¿Qué le parece que en Arona Blue&Green la organización haya eliminado el uso del plástico en el consumo de agua en la zona del escenario?
“Muy bien, desde luego. Mientras sea agua, porque yo agua necesito y si me la ponen en cristal, mejor que mejor. Estaré encantada de la vida cuando nos quitemos de en medio toda esa suciedad. Eso de guarrear con los plásticos lo detesto. También se puede utilizar una buena manguera, cuando no tengo que lavar a mano, que utilizo la del grifo”.

-Que se apueste por la sostenibilidad con medidas como el uso de cañitas comestibles gratis para los combinados, o la separación residuos, ¿hace que el Concierto Limpio sea especial para usted?
“Claro que sí. Va a ser como una primera vez que voy a ir a un concierto y que, posiblemente, no encuentre la porquería que estamos acostumbrados a ver y la que damos por hecho en todos los festivales. Así que estoy convencida de que el concierto será espectacular y va a ser digno de grabar cada rinconcito y a la gente”.

-¿Qué le parece que, de nuevo, música y concienciación medioambiental vayan juntos de la mano, en un festival cuyos artistas darán voz al lema que estrena la presente edición #LaMúsicaContraElPlástico?
“Me parece estupendo y es lo que hay que hacer. Sobre todo cuando hay una gran aglomeración de gente. Pienso que es una iniciativa muy buena la que ha puesto en marcha la organización del Concierto Limpio y será todo un éxito”.