santa cruz

El juzgado da por ejecutada la sentencia del derribo del mamotreto

Urbanismo inicia ahora la tramitación del proyecto de Servicios Públicos para darle un uso provisional a este solar en Las Teresitas
Tras finalizar el proceso judicial se procederá ahora al acondicionamiento del solar. / DA
Tras finalizar el proceso judicial se procederá ahora al acondicionamiento del solar. / DA
Tras finalizar el proceso judicial se procederá ahora al acondicionamiento del solar. / DA

El mismo juzgado que durante meses exigió al Ayuntamiento de Santa Cruz que cumpliera con la sentencia que ordenaba el derribo del edificio de aparcamientos a medio construir que se alzaba en la cabecera de la playa de Las Teresitas, el conocido como mamotreto, ayer, casi dos años después de que se diera por finalizada la obra en cuestión, comunicó a la Gerencia de Urbanismo que da por ejecutada la sentencia y pone fin al proceso. La magistrada titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Santa Cruz, que llegó a advertir al Ayuntamiento de Santa Cruz que incurriría en desacato si no ordenaba de manera inmediata el derribo del mamotreto, firma la providencia que recibió la Gerencia de Urbanismo, y en la que certifica que “se considera cumplido el proyecto de demolición”.

Este retraso en dar por terminado uno de los muchos episodios de ilegalidades que, lamentablemente, se ligan a la playa de Las Teresitas, se debía a que, según explicó a DIARIO DE AVISOS el concejal de Urbanismo de Santa Cruz, Juan Ramón Lazcano (Cs), el juzgado entendía que el muro que se dejó en pie incumplía la sentencia, al entender la magistrada que era parte de la estructura y que no podía quedar ningún resto de la obra.

“Después del informe emitido por los técnicos del Ayuntamiento de Santa Cruz, en el que se explicaba que ese muro es el apoyo de la carretera que pasa al lado, la magistrada, en la providencia que nos ha sido comunicada, da por cumplido el proyecto de demolición del mamotreto, al comprobarse que sin ese soporte la carretera se vendría abajo”, detalló el edil. Lazcano quiso dejar claro que, “la posición del Ayuntamiento en todo ese asunto es la de dar auxilio al órgano judicial, como no puede ser de otro modo”, refiriéndose así al informe técnico en el que se explicó el motivo de por qué el muro en cuestión seguía en pie.

El edil de Urbanismo, señaló que, si bien el juzgado da por terminado el asunto, en la Gerencia aún queda por rematar el contrato con la empresa a la que se le adjudicó la demolición. “La adjudicataria no ha ejecutado los trabajos de mejora que ofertó, y que consistían en la compactación de superficie, asfaltado y vallado del espacio, que tenía en el encargo”. Este incumplimiento hará que, explicó Lazcano, el área de Infraestructuras, que también dirige, liquide el contrato solo por lo realizado.

El propio concejal avanzó que, una vez que el juzgado da por cerrado este asunto y se liquide a la empresa, ahora la Gerencia dará curso al proyecto presentado por el área de Servicios Públicos para darle un uso provisional a este espacio. Concretamente se procederá al compactado y asfaltado del solar y también la iluminación.

Ejecución de la obra

La demolición del edificio diseñado por Dominique Perrault se inició en septiembre de 2017 y apenas tres meses después ya se daba por finalizada. Antes, la estructura y su legalidad, pasaron años en los juzgados. Fue en 2007 cuando se denunció por primera vez la obra por invadir el dominio público marítimo terrestre y por carecer de autorización de Costas. El proceso finalizó en 2014 cuando la Audiencia Provincial de Santa Cruz ratificó el fallo del Juzgado de lo Penal número 5 que obligaba al derribo de toda la estructura de aparcamientos, a que los condenados costearan su demolición, y a la entrada en prisión de dos concejales de CC y a una funcionaria de esa misma corporación. Esta sentencia fue ratificada por el Tribunal Supremo después de rechazar el recurso de dos de los condenados.

Con la providencia comunicada ayer por la magistrada del Juzgado de lo Penal número 5 se deja atrás una de las etapas más conflictivas de la playa de Las Teresitas que, ahora, espera por las mejoras de su entorno, un Plan Especial que defina la ordenación sin ningún género de dudas y que el Ayuntamiento recupere el dinero del caso Las Teresitas, que se eleva a más de 100 millones de euros.

TE PUEDE INTERESAR