Familia e infancia

Nimenrix, la ‘nueva’ vacuna sobre la meningitis y lo que tienes que saber sobre ella

Recientemente se ha introducido en calendario vacunal, estando financiada para los nacidos a partir del 1 de Julio de 2019


Por Iván Abreu, pediatra tinerfeño

Vacuna y meningitis son dos palabras que, unidas en la misma frase, transmiten sensación de miedo a quienes la escuchan. Tratemos de familiarizarnos con estos términos para saber de forma más certera sobre el tema que vamos a tratar.

Hablamos de meningitis cuando se produce una inflamación de las meninges (membranas que rodean el sistema nervioso central), que casi siempre se debe a una causa infecciosa. Habremos oído hablar alguna de vez de meningitis “buenas y malas”. Esto se refiere, de forma coloquial, al tipo de germen que las produce. Las “meningitis buenas” son las producidas por virus; en la mayoría de los casos son benignas, curan solas sin ningún tipo de secuelas.  Las “meningitis malas” son las producidas por bacterias, las más comunes son el neumococo (principal germen causal de otitis y neumonías entre otras, para que se dispone de la vacuna PREVENAR 13, incluida en el calendario vacunal español) y los meningococos.

Existen 12 serotipos de meningococo, de los cuales 5 son los más virulentos (A, B, C, W-135, Y). Estos son causa de la mayoría de las meningitis meningocócicas (infección muy grave que tiene una mortalidad del 10% y un riesgo de secuelas severas en 1 de cada 3 casos) y de meningococemia (usamos ese término cuando la infección se generaliza, afectando a muchas partes del organismo; en estos casos la situación es crítica, pudiendo llegar la mortalidad al 50%; con secuelas graves en prácticamente la totalidad de los que sobreviven, tales como amputaciones, sordera o retraso mental severo).

– La meningitis A es prácticamente inexistente en nuestro medio; aunque sí es prevalente en África.

– La meningitis B supone el 70% de las meningitis bacterianas; a pesar de que su incidencia es baja (0,7 casos por cada 100.000), dada la peligrosidad de la enfermedad (10% de mortalidad y 30% de secuelas graves), es PREVENIBLE gracias a la Bexsero, vacuna disponible en farmacias.

– La meningitis C prácticamente ha desaparecido en nuestro medio, gracias a los efectos de la vacuna que se introdujo en el calendario vacunal en España hace unos 18 años.

– Finalmente, las meningitis W-135 e Y están ganando terrenos los últimos años. Su presencia es mayor en países como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido; por ello, la vacuna contra ellas está incluida en el calendario vacunal de estos países. En España, han aumentado paulatinamente los casos anuales; estimándose en 2017 unos 30 casos en todo el territorio nacional. Asimismo, en Arabia Saudí es obligatorio en todos aquellos que peregrinan a La Meca, tras producirse en el año 2000 un brote epidémico durante la misma.

Ahora hay una vacuna en boca de todos, NIMENRIX. Cada vez que recibimos información acerca de la aparición de una vacuna saltan muchas dudas en los padres. Para empezar, NO, no hay motivo para alarmarse y, en segundo lugar, NO se trata de una vacuna nueva. En España, esta vacuna estaba disponible SOLO para uso hospitalario y en centros internacionales de vacunación y, desde septiembre de 2017, se generalizó su venta libre en farmacias.  Esta vacuna protege contra la meningitis y enfermedad meningocócica invasiva producida por 4 serotipos (A,C,Y,W).

¿Qué debemos saber sobre NIMENRIX?

  • Recientemente se ha introducido en calendario vacunal, estando financiada para los nacidos a partir del 1 de Julio de 2019. Se administran 2 dosis, una a los 12 meses y otra a los 12 años.
  • La vacuna ESTÁ RECOMENDADA PARA TODA LA POBLACIÓN, aquellos que a los 12 meses no hayan sido vacunados, sería conveniente administrar una primera dosis y poner un refuerzo a los 12 años.
  • Debemos hacer mención especial a los adolescentes y, sobre todo, a aquellos que vayan a residir en países con elevada incidencia de la enfermedad y en donde esté recomendada la vacuna (como EEUU y Reino Unido). ¿Por qué adolescentes? Pues porque muchos de los casos se producen en este grupo de edad; además, hasta un cuarto de los adolescentes son PORTADORES (esto es, que poseen la bacteria en su garganta y, aunque no sufren la enfermedad, pueden transmitirla). La vacuna ELIMINA el estado de portador.