salseos

Aurah Ruiz, sin pelos en la lengua en Telecinco sobre sus primeras veces

Cada vez que cuenta algún detalle íntimo en su canal de Mediaset, su legión de fans y de haters se revoluciona

La grancanaria Aura Ruiz saltó a la fama como pretendienta de Ángel Vico en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. Tras dar por concluida su relación con el famoso tronista, se paseó con Kiko Rivera, pero su vida amorosa ha estado marcada, sin duda alguna, por su relación con el ex madridista, y también canario, Jesé Rodríguez. Su pequeño Nyan nació de esa relación, y es a quien Aurah dedica su vida por completo debido a la grave enfermedad que padece.

Mediaset le reserva un canal en su plataforma mtmad, donde Aurah puede mostrarse tal cual es, y vaya que si lo hace. Sea cual sea el tema, Aurah habla siempre sin tapujos. Y si bien en ocasiones lo hace sobre asuntos cotidianos, si toca hablar de intimidades lo hace con gran naturalidad, consciente del interés que despiertan sus confesiones. Ayer jueves le tocó jugar al ‘tag de la primera vez’ y algunas de sus respuestas han dado mucho que hablar.

Entre sus respuestas, muestra la primera foto que subió a sus redes sociales -la enseña a cámara-, y es de “de cuando era gogó”, cuando, reconoce, estaba “sin retocar, sin operar el pecho y al natural”. Explica que sus fans le “dan la vida” y que supusieron un tremendo apoyo cuando concursaba en ‘Mujeres, Hombres y Viceversa. Admite que su salto a la fama se dio con ese programa, pero, sobre todo, cuando pasó al ‘Sálvame por su relación con Kiko Rivera.

Sobre temas más personales, los de la Aurah ajena a los focos y la fama, cuenta que su primera palabra fue “papá” y su primer novio, con 14 años, fue Rayco, del que se enamoró locamente, pensó que se casarían y que tendrían “25.000 mil hijos”. Su primer retoque, el pecho, y la primera vez que hizo el amor fue a los 15 años, también con Rayco, en una playa durante en una noche de San Juan. La pregunta que más le costó afrontar del juego, la de su primer juicio, que, muy afectada, recuerda fue por un caso de “maltrato”. “No me había leído la pregunta. Me he quedado así como un poco triste porque no me gusta hablar de eso”, concluye.