Economía

Caos en el transporte aéreo con la confluencia de varias huelgas

Al paro de 48 horas iniciado ayer por los pilotos de British Airways, se une el preaviso de huelga de los trabajadores de tierra de Iberia a nivel nacional y la de los TPC de Ryanair

Imagen de varios aviones de British Airways. E.P.
Imagen de varios aviones de British Airways. E.P.

M. F. / Agencias

Si el turismo no está pasando por su mejor momento, el transporte aéreo tampoco. El sector está afectado no solo por la quiebra de importantes compañías aéreas, sino por conflictos laborales. A la huelga de pilotos de British Airways, iniciada ayer y que se prolongará a lo largo del día de hoy, se une el anuncio de futuros paros del personal de tierra de Iberia y la ya iniciada por los tripulantes de cabina (TPC) de Ryanair.

Para estos dos días, la aerolínea British Airways (BA), perteneciente al grupo aéreo IAG, ha cancelado 1.700 vuelos, lo que equivale a casi la totalidad de las frecuencias programadas y más de 280.000 pasajeros perjudicados. La mayoría de los vuelos afectados tenían origen o destino en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, tanto para este lunes como para el martes.

En el caso de Tenerife, según informó AENA, se han visto afectados 3 vuelos con destino Gatwick. “Lamento profundamente que las acciones cínicas del sindicato de pilotos nos hayan puesto en esta posición”, aseguró ayer el consejero delegado de British Airways, Álex Cruz, en la cadena de televisión británica BBC, añadiendo que las acciones de los trabajadores van a “castigar” a los clientes y a la marca. La aerolínea ha ofrecido a sus pilotos un alza salarial acumulada del 11,5% durante tres años, lo que elevaría el salario anual de los capitanes mejor pagados desde las 167.000 libras (187.139 euros) actuales, hasta cerca de las 200.000 libras (224.119 euros).

De su lado, Balpa, el sindicato mayoritario entre los pilotos de BA, defiende que el acuerdo salarial también incluya una participación en los beneficios. “British Airways está en un buen momento y queremos compartir esos beneficios, igual que hemos compartido el dolor en los malos momentos”, aseguró el secretario general del sindicato, Brian Strutton.

La compañía aérea rechazó una oferta de Balpa la semana pasada, alegando que no se había hecho de buena fe, aunque el sindicato aseguró que habría desconvocado la huelga si la firma hubiera aceptado esa última oferta. El consejero delegado de BA ha subrayado que el incremento del 11,5% está “muy por encima” de la inflación, por lo que dicha oferta ya reconoce qué compañía está haciendo dinero. Además de las huelgas convocadas para ayer lunes y hoy martes, los pilotos tienen previsto una nueva jornada de protesta el próximo 27 de septiembre. La aerolínea ha informado de que, ante la falta de detalles por parte del sindicato sobre cuántos pilotos participarían en la huelga, “no tenía forma de predecir cuántos aviones estarían operativos”, por lo que no ha tenido “más remedio” que proceder a estas cancelaciones.

La huelga en Bristish Airways pasa factura a IAG en Bolsa. Los descensos superan por momentos el 3%, y afianzan a la aerolínea entre los cinco valores del índice más penalizados en lo que va de año, con pérdidas cercanas al 25%. De hecho, los paros de dos días costarán a la compañía unos 100 millones de libras (111 millones de euros). La empresa ha estimado un coste de 40 millones de libras al día.

Asimismo, UGT anunciaba ayer también a la compañía Iberia un preaviso de conflictividad con el fin de convocar huelga en todos los centros de trabajo y para todos los colectivos de trabajadores de tierra, “como respuesta a la decisión unilateral de la aerolínea de suspender las negociaciones del XXI Convenio Colectivo de Tierra”.

A esta huelga se une la de los tripulantes de cabina y pilotos de Ryanair que el pasado domingo realizaron su cuarta jornada de huelga, iniciadabel día 2. Los trabajadores continuarán los paros los días, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, y los pilotos los días 19, 20, 22, 27 y 29 de septiembre.