santa cruz

“El monumento a Franco nunca ha sido BIC y espero que lo retire la alcaldesa”

Mercedes Pérez Schwartz es nieta del último alcalde republicano de Santa Cruz de Tenerife, detenido sin acusación previa en julio de 1936 y asesinado en octubre del mismo año. Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación (sección Filosofía), por la Universidad de La Laguna, en la actualidad es bibliotecaria del Archivo Histórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Mercedes Pérez Schwartz, presidenta de la Asociación de Memoria Histórica de Tenerife
Mercedes Pérez Schwartz, presidenta de la Asociación de Memoria Histórica de Tenerife / Fran Pallero

El papel de las asociaciones de Memoria Histórica ha sido fundamental en la localización de víctimas de la represión durante la Guerra Civil española y la dictadura franquista. Constituidas desde la sociedad civil, han sido vanguardia en la reivindicación de la verdad, justicia y reparación, por la dignificación de las víctimas y sus familiares a pesar del desamparo que han tenido por parte del Estado español, que ha permitido que aún permanezcan miles de desaparecidos por los campos y cunetas. Tantos que la ONU exigió en varias ocasiones al expresidente Rajoy la elaboración de un “plan nacional de búsqueda” de víctimas de la Guerra Civil. Mercedes Pérez Schwartz es nieta del último alcalde republicano de Santa Cruz de Tenerife, detenido sin acusación previa en julio de 1936 y asesinado en octubre del mismo año. En la actualidad es presidenta de la Asociación de la Memoria Histórica de Tenerife, que ha desarrollado una importantísima labor, en coordinación con el resto de asociaciones de las Islas. Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación (sección Filosofía), por la Universidad de La Laguna, en la actualidad es bibliotecaria del Archivo Histórico Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Es militante del PSOE desde 1978, habiendo ejercido distintos cargos orgánicos y políticos: fue asesora para el área de Mujer y Menores del presidente del Gobierno de Canarias (1983 a 1987), consejera del Cabildo de Tenerife (1991-1999) y senadora por Tenerife (1996-2000).

-Para los no impuestos en el tema, explique lo que establece la Ley de Memoria Histórica.
“Los aspectos que contempla esta ley son fomentar la búsqueda, localización e identificación de las personas desaparecidas. Nosotros entendemos que no se trata de fomentar, lo importante es actuar desde la Administración Autonómica en esas acciones de búsqueda, localización e identificación. Y, cómo no, la exhumación de sus restos. También la elaboración de un registro de víctimas. Esta actuación es fundamental porque después de los años transcurridos, los informantes y descendientes de primera generación están falleciendo, con lo que vamos a contracorriente. Y es necesario hacer un estudio detallado y con informaciones orales para la localización de los asesinados y desaparecidos”.

-¿Está satisfecha con la Ley?
“Esta Ley ha sido un paso adelante para nuestra tierra, pero tenemos que trabajar en la divulgación de los hechos ocurridos en Canarias desde el golpe de estado militar, sus antecedentes, sus consecuencias con el asesinato de las personas: cargos públicos, sindicalistas, masones, militantes de partidos de izquierda…, que por defender la Democracia y la Libertad fueron asesinados, sometidos a vejaciones y encarcelados. Este apartado de la ley debe implicar por una parte la información a los ciudadanos del golpe de Estado del 36. En este aspecto, las distintas Asociaciones de Canarias hemos trabajado bastante. Pero queda pendiente que se incorpore en los institutos la enseñanza de la guerra civil. Las generaciones actuales deben conocer la historia real y hace falta voluntad política para que se cumpla. Si esto no ocurre, esta ley se quedará en papel mojado”.

-¿Cuáles considera que son las prioridades en materia de recuperación de Memoria Histórica en Canarias? ¿Qué le pediría al nuevo Gobierno de Canarias?
“Es urgente que esta ley tenga una ficha presupuestaria, para poder cumplir sus objetivos. También es prioritario definir qué departamentos del Gobierno van a ser los responsables de la ejecución y del cumplimiento de esta Ley. No puede ser solo una Consejería, puesto que entendemos que tienen que estar coordinadas: Justicia, Educación, Cultura y Sanidad (banco de ADN humano). También está pendiente la constitución de la Comisión Técnica de la Memoria Histórica, que es fundamental. Esta Comisión debe informar de la Estrategia, Objetivos y Prioridades de la Memoria Histórica de Canarias, con carácter previo a su aprobación por el Gobierno. Además, debe emitir informes previos a la declaración de lugares o monumentos para la Memoria Histórica de Canarias”.

-¿Será participativa esta Comisión Técnica de la Memoria Histórica? ¿Tendrán voz las asociaciones de Memoria Histórica?
“La ley sí recoge que, además de los miembros que designe el Gobierno en las áreas de Memoria Histórica, Patrimonio Cultural y Educación, estarán presentes las dos universidades públicas canarias. Habrá personal también de los archivos históricos provinciales de Canarias, de la Federación Canaria de Municipios y de Islas, institutos de medicina legal de ámbito canario… Y por supuesto también las Asociaciones para la Memoria Histórica podremos designar tres miembros y las asociaciones canarias de menores sustraídos en el ámbito de aplicación de esta ley también tendrán un representante”.

-El PP de Rajoy derogó de facto la Ley de Memoria Histórica estatal al no dotarla de presupuesto. ¿Qué exigirían a los nuevos Gobiernos de Canarias y central?
“Que se impliquen a tope y ejecuten las leyes ya promulgadas”.

-¿Cómo es posible que siga habiendo monumentos y calles con nombres franquistas aunque la Ley estatal exige su eliminación?
“En este país todavía quedan muchos que añoran el franquismo y otros que no han tenido el valor de hacer cumplir esta ley. Yo siempre pongo un ejemplo en Tenerife y es el del exalcalde de La Orotava, Isaac Valencia, que cuando se promulgó la ley del Estado, cambió los nombres de las calles de su municipio en cumplimiento de la Ley”.

-¿Qué ha pasado con el estudio que encargó Santa Cruz sobre el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica?
“El Ayuntamiento de Santa Cruz encargó el estudio de los nombres de la calles y del mobiliario urbano. Se adjudicó a doña Maisa Navarro y a su equipo compuesto por Dacil Perdigón, Dailo Barco y Ricardo Guerra. Se adjudicó como concurso público. El estudio fue entregado a principios de julio, y ahora corresponde al Ayuntamiento seguir sus directrices. Este estudio se hizo por encargo del anterior alcalde, Jose Manuel Bermúdez, y el edil de Cultura, José Carlos Acha”.

-La alcaldesa de Santa Cruz se ha mostrado a favor del cumplimiento de la Ley. ¿Se eliminará de una vez el monumento a Franco a pesar de algunos informes que hablan de su valor artístico?
“El monumento a Franco forma parte del mobiliario objeto del estudio. Y quiero aclarar algo: ese monumento nunca ha sido Bien de Interés Cultural (BIC), y debe ser retirado del lugar donde lo ubicaron. Es un incumplimiento muy grave de la Ley de Memoria Histórica. Esperamos que la alcaldesa cumpla con la Ley. Y los honores y distinciones a los golpistas del 36 no pueden formar parte de nuestras ciudades y aclaro que eso no es Historia. Estos nombres de calles, monumentos o placas conmemorativas son una exaltación del fascismo”.

-¿Qué le parece que las asociaciones de Memoria Histórica de Canarias no fueran convocadas a la reunión del presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez con este colectivo?
“Entiendo que hubo falta de comunicación con el Gobierno y, en este caso, con las asociaciones de Canarias que hemos trabajado y mucho para cubrir los huecos y los silencios de Rajoy. Y solo esperamos que el actual presidente de Canarias se lo comunique a los equipos de trabajo de la Memoria Histórica del Estado. Por último, hacemos un llamamiento para que todas las personas interesadas en nuestra historia se incorporen a las asociaciones de Memoria Histórica”.