politica

Torres pide a Clavijo que CC apoye la investidura de Sánchez

El presidente afirma que desbloquear la legislatura adelantará la llegada del dinero de las carreteras y critica la ineficacia de la política de confrontación del Gobierno de Coalición

Fernando Clavijo (CC) y Ángel Víctor Torres.
El senador Fernando Clavijo (CC) y el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE). Sergio Méndez

Por Diario de Avisos / Agencias

El presidente del Gobierno canario Ángel Víctor Torres quiso mandar un mensaje de fondo ayer a Fernando Clavijo: si tan preocupado está por que lleguen a Canarias los mil millones de euros del convenio de carreteras que Rajoy incumplió con Canarias entre 2012 y 2017, que Coalición Canaria (CC) vote a favor de la investidura de Sánchez.

La situación de interinidad del actual Gobierno central dificulta la cobertura legal para transferir esos fondos, pues las capacidades de un Ejecutivo en funciones están muy limitadas. Si Sánchez fuera elegido presidente y no se disolvieran las cámaras legislativas, la llegada de estos fondos solo dependería ya de la voluntad del Ejecutivo central.

“La solución es que tuviéramos un Gobierno con presidente, de manera ordinaria. Y quizás ahí le lanzaría el mensaje al senador Clavijo y a su grupo político de que sería bueno que, si hay investidura, empezaran apoyando a Pedro Sánchez para que tengamos Gobierno”, ha afirmado Torres. “Si así fuera, mucho antes llegarían tanto las entregas a cuenta [del sistema de financiación autonómica] como el acuerdo que el actual Gobierno de Canarias ha cerrado para las carreteras”, ha apuntado.

Pero Torres, que ha confirmado que el Gobierno canario no va a renunciar a un solo euro de los 900 millones -más 100 de intereses- que le reconoce la sentencia del Supremo, ha cuestionado la estrategia de CC a la hora de negociar con el Gobierno central el desbloqueo del dinero. Según el nuevo presidente, Clavijo se dedicó a “judicializar la situación” en lugar de cerrar un pacto.

El Ejecutivo central defendió tras la sentencia que no estaba obligado a pagar 400 millones que nunca habían sido ejecutados en obras, sino solo los 500 millones que Canarias había utilizado de sus propios fondos. El Gobierno canario reclamaba todo el dinero, incluyendo 101 millones de euros más de una adenda añadida que se le había hecho al convenio en 2009, de los que solo se habían ejecutado 40.

Esta disputa, que el Ejecutivo regional, entonces en manos de CC, llevó a los tribunales, se convirtió en un elemento recurrente de disputa en las campañas para las elecciones generales y autonómicas de este año, donde CC acusó reiteradamente a los socialistas estatales de incumplir con Canarias y favorecer a Cataluña. Con la judicialización del conflicto y la negativa del Gobierno canario a firmar, los 500 millones que sí había reconocido el Estado fueron igualmente transferidos por la Intervención General y computados como parte del superávit de la comunidad autónoma, por lo que no pueden tocarse. CC ha defendido que no firmó porque eso le obligaba a no litigar en los tribunales y a renunciar a los 400 millones que reclamaba.

El actual Gobierno regional ya ha comenzado a negociar para que los 500 millones que están en el superávit se puedan invertir en gasto público cuando se desbloquee la legislatura. Pero la novedad es que el Ejecutivo de Sánchez se ha mostrado dispuesto a desbloquear lo que falta de la adenda y a incluir los 400 millones restantes en el convenio de carreteras de 1.200 millones de euros que está actualmente en vigor y que finaliza en enero de 2026.

“Yo salí muy contento de la reunión en Madrid [con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos], porque este Gobierno construye negociando y cerrando acuerdos en una mesa”, afirmó Torres, “no con el permanente conflicto que solo lleva a que los canarios tengamos mayores problemas, conflicto en el que estaba instalado el Gobierno anterior”.