política

José Segura: “Red Eléctrica no está invirtiendo en Canarias; es su competencia conectar las Islas”

Expresidente del Cabildo de Tenerife, exsenador, exalcalde de La Laguna, exdiputado en el Congreso, exdelegado del Gobierno… Con 75 años, José Segura Clavell, catedrático de Termodinámica de la Universidad de La Laguna, ha ocupado un sinfín de cargos. Desde marzo de 2019 es director de Casa África. Pero entre 2015, cuando terminó su mandato en el Congreso, y su vuelta a un cargo público, se dedicó a escribir varios libros. Entre estos trabajos está ‘El fracaso de la Reforma Eléctrica del PP y su repercusión en Canarias’, donde aborda algunas cuestiones sobre el sistema eléctrico de las Islas que ahora, tras el cero energético en Tenerife, están de plena actualidad.

En el libro está el texto alternativo que elaboró como diputado del PSOE frente al Proyecto de ley par la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, finalmente aprobado en 2013 por el Gobierno de Mariano Rajoy, con José Manuel Soria de ministro de Industria. En su texto, Segura plantea varias soluciones a la debilidad del sistema eléctrico de las Islas, independiente en cada territorio, y que ya había causado otro aparatoso cero energético en Tenerife en 2010. “Es necesario disponer de un segundo doble circuito de 220kV entre las centrales de Granadilla y Candelaria debido a la vulnerabilidad actual del sistema”, afirmaba entonces, al mismo tiempo que planteaba la necesidad de dos subestaciones, una en el sur y otra en el norte.

Segura considera que son necesarias para “evacuar” la energía producida por las renovables, eólica y fotovoltaica, así como un sistema de baterías . “El día del último apagón, un 40% de la energía generada venía de las renovables. En un sistema con ese grado de penetración de las renovables se necesitan baterías de almacenamiento adecuadamente dimensionadas que realicen las funciones de regulación dentro del sistema insular, evitando las debilidades que suponen las grandes fluctuaciones de las plantas eólicas y fotovoltaicas”, afirma.

En su texto, Segura defiende una conexión por cable entre los sistemas eléctricos de Tenerife y La Gomera. “Habrá que reanalizar la absoluta necesidad de conectar, mediante cable, las Islas entre sí. No hay ninguna explicación lógica que justifique que Canarias tenga siete sistemas eléctricos aislados”, afirma en la entrevista, donde pone como ejemplo el cable que conecta el sistema balear con el peninsular. También defiende una conexión entre Gran Canaria y Fuerteventura. Y advierte: “Antes del verano próximo puede darse algo así en Fuerteventura. Y no durante cinco horas, sino durante cinco días”.

Otra de sus grandes preocupaciones es el papel de Red Eléctrica: “No está invirtiendo en Canarias, y es su competencia conectar las Islas y modernizar toda la infraestructura del transporte eléctrico”.

Hace unos días, el exministro socialista Jordi Sevilla, actual presidente de Red Eléctrica, descargaba de responsabilidad a la empresa en el apagón y aludía a la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia de reducir el porcentaje de la factura eléctrica que se va al mantenimiento de la red. “La CNMC está haciendo una labor inmensa defendiendo los intereses de los usuarios, Red Eléctrica defiende los intereses de sus accionistas, muchos de los cuales son fondos de inversión”, afirma Segura. Red Eléctrica se creó en 1985 como empresa 100% pública, encargada de la red eléctrica de alta tensión. Pero su progresiva privatización ha reducido la participación del Estado a solo un 20%. Segura cuestiona su función: “Tiene un doble papel de regulador del sistema y titular de la red de transporte. No se puede ser a la vez juez y potencial delincuente. Red Eléctrica tendrá que emitir un informe sobre lo que ocurrió el domingo. ¿Usted cree que será negativo para sus intereses?”.

Segura también urge a establecer una Estrategia de Desarrollo Energético en Canarias y actualizar el Plan Energético de Canarias (Pecan), elaborado en el año 1986 por el Gobierno de Jerónimo Saaverdra, pero que ha tenido varias revisiones en 1989, 2002 y 2007. “El sistema ha envejecido” afirmaba Segura en 2013. En su diagnóstico, hablaba de la necesidad de desarrollar el autoconsumo con balance neto, a travésde instalaciones individules de generación de energía, como placas fotovoltaicas, o promover proyectos piloto de energía geotérmica, maremotriz, undimotriz (ondas marinas).

Otra de sus apuestas es la introducción del gas en sustitución del petróleo, rechazada por quienes consideran que hay que optar definitivamente por las renovables, sin ningún tipo de transición: “El gas natural como combustible alternativo a los productos petrolíferos actualmente utilizados en las Islas para la generación de energía eléctrica de origen convencional, aporta una ventajas sustanciales, entre ellas, una mejora de las condiciones ambientales”, defiende José Segura.

TE RECOMENDAMOS