candelaria

La central de Las Caletillas camina al desmantelamiento

El consejero de Transición Ecológica, José Antonio Valbuena, señala que la no autorización de emisiones del Ministerio “es ya definitiva”

José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, lo tiene claro: “La central térmica de Las Caletillas será desmantelada”, advirtiendo, además, que Endesa deberá cerrar dos de los cuatro grupos de 40 Mw porque “el Ministerio no le dará la autorización que ha solicitado”, tras ser rechazada hace dos años.

No obstante, aunque un día antes habló en Cope, de que “era una decisión definitiva”, ayer matizó que “Las Caletillas se queda funcionando con dos grupos y para los otros está pendiente que el Ministerio autorice su funcionamiento, solamente en caso necesario de emergencia con combustibles de bajo contenido en azufre. El Ministerio no aprobó la renovación de los equipos hace ya dos años, por lo que ni aprobándolo ahora habría capacidad técnica para ponerlo en marcha”, señaló.

Si finalmente esos dos grupos cierran el 1 de enero de 2020, la central se quedará al 50% de su producción, algo menos del 10% de la electricidad que consume la Isla de Tenerife, que prácticamente quedará supeditada solo a la generación de la central de Granadilla de Abona.
“La central está destinada a ser desmantelada. El destino puede ser un suelo de almacenamiento eléctrico. En todo caso habría que estudiar las alternativas que se reflejarán en el Plan de Transición Energética”, comentó ayer Valbuena a DIARIO DE AVISOS, en referencia a la información que ya adelantó nuestro periódico hace una semana sobre el inminente cierre de la central, reconocido por la empresa Endesa, en caso que el Ministerio de Transición Ecológica no le diera la autorización para mantener esos dos grupos de 40 MW, cada uno con una producción de 1.500 horas anuales, para cumplir con la Directiva de Emisiones Industriales (DEI), “mediante esas modificaciones técnicas que rebajarían las emisiones”, señalan desde Endesa. Estos ayer mostraban su sorpresa por las palabras del consejero Valbuena, dando por hecho que el Ministerio no iba a dar esa autorización, por lo que deberán clausurar esos dos grupos antes del 1 de enero de 2020.

La central de Candelaria, inaugurada en 1967, tiene en la actualidad cuatro grupos de producción: los de vapor y las turbinas de gas, que suman 160 MW. El combustible utilizado es el fuel con bajo índice de azufre y gasóleo. También cuenta con dos turbinas de gas de 37 MW y una de 17 MW. De forma directa e indirecta emplea a más de 200 trabajadores, cuyos puestos de trabajo comienzan a correr peligro, anuncia el sindicato UGT.

Hace unos 15 años, Endesa pidió permiso al Gobierno de Canarias para poner una estación de ciclo combinado en Las Caletillas, y el Ejecutivo nunca respondió, mientras que se hablaba del gaseoducto y de la subestación de Red Eléctrica que se construirá muy cerca, en la misma curva de la TF-1 de Las Caletillas, tratando de dejar libre el terreno anexo a la actual central que en el Plan General de Ordenación de Candelaria, aprobado en 2007, recoge ese suelo como zona verde y de esparcimiento deportivo, aunque atendiendo a las palabras de Valbuena, ahora podría pasar a convertirse en un almacenamiento de energías renovables o quizás en hidroeléctrica reversible aprovechando los altos de Igueste o Barranco Hondo.

otros 50 años

La central térmica de Las Caletillas cumplió en diciembre de 2017 medio siglo al servicio de la demanda energética de Tenerife y lo celebró en un acto que reunió a más de un centenar de personas, entre autoridades, trabajadores y jubilados. En la celebración del medio siglo de historia, Javier Granja, director de Generación de Endesa en Canarias, anunció que “esperamos seguir aquí otros 50 años”, tras reconocer el compromiso de Endesa por llegar a la eliminación total del CO2 en el año 2050.

José Segura

El veterano socialista, José Segura, autor del libro El fracaso de la Reforma Eléctrica del PP y su repercusión en Canarias, plantea varias soluciones a la debilidad del sistema eléctrico de las Islas y que ya había causado otro aparatoso cero energético en Tenerife en 2010. “Es necesario disponer de un segundo doble circuito de 220kV entre las centrales de Granadilla y Candelaria debido a la vulnerabilidad actual del sistema”, afirmaba entonces, al tiempo que plantea la necesidad de dos subestaciones, una en el sur y otra en el norte, comentó en DIARIO DE AVISOS. Asimismo, dejó claro que “Red Eléctrica no está invirtiendo en Canarias, y es su competencia conectar las Islas y modernizar toda la infraestructura del transporte eléctrico”, atreviéndose a pronosticar otro cero energético en Tenerife o Fuerteventura.

Infografía de cómo sería la hidroeléctrica de Güímar, según Balten / DA

Candelaria y Güímar, entre las 15 alternativas para la hidroeléctrica

Hasta 15 son las alternativas de emplazamiento que maneja Red Eléctrica de España (REE) para la construcción de la primera central hidroeléctrica en Tenerife. En el Valle de Güímar hay dos emplazamientos, incluso ya con sus borradores, como son el salto de Anocheza a los barrancos, en Güímar, y el de los altos de Igueste y Barranco Hondo a Las Caletillas, una de las alternativas para mantener la actividad en la central que ahora toca a su fin. Sin embargo, la apuesta del Consejo Insular de Aguas del Cabildo, es el de El Tanque-Sibora (Los Silos), aunque REE duda de su rentabilidad por su lejanía del área metropolitana y el sur turístico.

TE RECOMENDAMOS