La Laguna

La firma del convenio hoy en Madrid despeja el futuro para Las Chumberas

Los vecinos de la urbanización,entreel optimismo y la desconfianza, tras diez años esperando una solución

El problema de aluminosis en las viviendas de la urbanización de        Las Chumberas se detectó en el año 2009. DA
El problema de aluminosis en las viviendas de la urbanización de Las Chumberas se detectó en el año 2009. DA

Los vecinos de la urbanización de Las Chumberas (La Laguna) se dividen entre el optimismo y la desconfianza ante el anuncio de la firma, hoy en Madrid, del nuevo convenio de Las Chumberas, que desbloquea el proyecto de reposición y reurbanización de las viviendas, ampliando en cuatro años el plazo para la ejecución de la primera fase de la actuación en la urbanización, aplazándose así, además, el derecho del Ministerio de reintegro de las aportaciones realizadas y no justificadas por el anterior Gobierno municipal (CC), hasta el final del nuevo convenio.

Así, a pesar de la buena noticia del anuncio del nuevo convenio, entre los residentes en la urbanización existe cierto escepticismo, lógico tras diez años de firmas, convenios, promesas, anuncios… y sin que, a día de hoy, aún haya comenzado ningún trabajo, pero también muchos vecinos quieren creer que esta vez, por fin, será la definitiva para lograr un nuevo futuro para Las Chumberas, según han contado a DIARIO DE AVISOS algunos residentes y otros ya realojados.

“Yo creo que la firma es un paso positivo, se lo decía a una vecina, que todo estaba estancado por el convenio, y, una vez firmado, se supone que ya empezará a ponerse en marcha… Yo no soy desconfiado por naturaleza, pero son ya tantos años los que estamos esperando, que desconfías de que sea verdad… Yo incluso animo a la gente más pesimista y les digo que sí, que esto sale, pero la verdad es que es para perder un poco la esperanza”, afirma Fernando, de 76 años, quien lleva viviendo en Las Chumberas 39 años, “desde que me casé en el año 80. Esto era un sitio estupendo cuando compramos, muy tranquilo, los pisos estaban bien, hoy por hoy están obsoletos, no tienen ascensor”, señala este vecino, cuya casa se encuentra afectada por la aluminosis que se detectó en el barrio en el año 2009, cuando comenzó una lucha vecinal y del Ayuntamiento para lograr la financiación estatal para el proyecto de reposición.

Más confiada se muestra Tere, a pesar de que el año pasado tuvo que abandonar su piso de la urbanización y actualmente vive en Santa Cruz, a la espera de su nueva vivienda. “Una tristeza después de 30 años viviendo allí y criando a mis hijos, pero ahora estoy con optimismo porque después de casi 12 años ya vemos la luz, veo todo cambiado, a la gente moviéndose”, relata esta vecina, que pide a los demás residentes “que por favor ayuden y colaboren para salir de sus casas, porque hay algunos que no quieren irse, porque si no de nada nos vale”.

“Claro que quiero volver a mi casa, yo tengo una tristeza cada vez que subo, y ya no es el valor de la casa, yo no la cambiaba por nada, pero había que salir… yo veo ahora más movimiento y llevábamos años que si sí, que si no… Yo les doy mi confianza, y espero que no me fallen”, enfatiza Tere.

Nieves también se manifiesta optimista “pero expectante”. “Lo vemos positivo pero expectantes, no es que no me lo crea, sí que veo que esta gente en cuatro meses ha dado más pasos que los otros en cuatro años, pero yo quiero los expedientes de expropiación ya, pero como hay gente viviendo fuera de las Islas y es complicado localizarlos, pues eso va a retrasar”, apunta al respecto.

Aún así, es cierto que en el barrio hay muchas dudas, y es que hasta que no vean la maquinaria trabajando allí, no se lo terminarán de creer.

Dudas

“Cuando lo vea me lo creo, son 11 años luchando, han estado el PP, PSOE, CC, todos… cuando ya empiecen las obras me lo creeré”, señala Benito, residente en la urbanización. “Nos alegramos de que este Gobierno firme ahora un nuevo convenio, pero hay que mirar todo lo que hay, y no solo la firma, sino qué va a pasar”, añade su mujer, Mari. A este respecto, su marido añade que “el procedimiento de expropiación no está completo y hay muchas cosas en las que se está yendo el dinero, calculemos cuánto se gasta mensualmente en realojos, se está agotando el dinero de nuestras viviendas. La sensación que hay es de miedo porque se están desalojando viviendas, esto cada vez estás más desierto, hay más largas”.

Otro vecino de la zona, que prefiere no identificarse, apunta también a la desconfianza que se respira en el ambiente. “Es un proceso que lleva ya diez años, empezó en verano de 2009, ha habido diferentes intentos de ir avanzando con firmas de convenios, luego problemas de financiación, ha habido dudas en todo este tiempo, y entonces hay una cierta desconfianza, por el hecho también de que son varias administraciones involucradas en esto y ahora parece que están alineadas políticamente, pero puede que dentro de cuatro años no sea así, y algunos vecinos están mentalizados, otros creen que a lo largo de una obra de este tipo puede haber desavenencias o pasar cosas y paralizarse, y entonces mucha gente tiene dudas razonables y naturales de que esto vaya a llegar a hacerse en un tiempo de 5 o 6 años”, explica. “Han pasado muchas cosas hasta ahora y aunque haya un convenio que parece un poco más firme y que garantiza muchas cosas, es un camino muy largo…”, añade.

La firma del nuevo convenio se producirá hoy en Madrid, a media mañana, entre los representantes de las cuatro administraciones implicadas en el mismo: Estado, Gobierno de Canarias, Cabildo y Ayuntamiento de La Laguna.

FIrma

Desde las Islas acuden, en concreto, los presidentes del Gobierno regional y del Cabildo, así como el alcalde de La Laguna, y también estarán presentes el senador socialista Pedro Ramos y el diputado socialista Héctor Gómez.

Sin embargo, aunque el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez, había anunciado el pasado viernes que en la firma también estarían los representantes de las plataformas vecinales de la urbanización, parece que finalmente no va a poder ser así, ya que, según indicaron fuentes municipales, no había disponibilidad de plazas de avión para todos los vecinos.

“Hoy es un buen día para los laguneros y, especialmente, para los vecinos de Las Chumberas”, enfatizó Luis Yeray Gutiérrez el pasado viernes durante una rueda de prensa para valorar el anuncio del convenio, que había adelantado DIARIO DE AVISOS. “Este convenio nos da todas las garantías jurídicas para, de una vez por todas, empezar a acometer, tras 12 años de espera y de angustia de los vecinos, la reconstrucción de los bloques de Las Chumberas”, afirmó al respecto.

Por su parte, el edil de Ordenación del Territorio, Santiago Pérez, recordó el pasado viernes que antes de iniciarse los trabajos de demolición, primero tiene que finalizarse el procedimiento expropiatorio de las viviendas, que se está intentando abreviar “al máximo” a pesar de su importante complejidad.