gastronomÍa

Los alumnos tinerfeños ya pueden optar al premio Le Cordon Bleu

El reconocimiento a las promesas de la alta cocina busca apoyar el talento e impulsar a los futuros profesionales con iniciativas y con ganas de dar un paso más en sus carreras

Le Cordon Bleu Madrid anuncia la apertura del plazo para que las escuelas y los jóvenes estudiantes de Cocina y Pastelería de toda España se inscriban al octavo certamen nacional Premio Promesas de la Alta Cocina. El concurso les ofrece la oportunidad de seguir formándose en una de las escuelas más prestigiosas del mundo a través de dos becas al primer y segundo clasificado de 23.000 y 8.500 euros respectivamente, y potenciar así sus capacidades y cualidades culinarias.

Se trata de un certamen de ámbito nacional, para estudiantes menores de 25 años que estén cursando el último año de formación en cocina en cualquier centro del país y que destaquen por su pasión y su visión de la cocina como una forma de vida. Los alumnos que deseen presentar su candidatura pueden hacerlo hasta el próximo 10 de diciembre

La final del VIII Premio Promesas de la Alta Cocina se celebrará el 23 de abril de 2020 en la sede de Le Cordon Bleu Madrid, en la Universidad Francisco de Vitoria. Para llegar hasta ahí, los alumnos tendrán que pasar varias fases de selección. La primera realizada por la escuela, basada en el perfil del candidato. La lista de los clasificados para la siguiente fase será publicada el 16 de diciembre.

En una segunda fase, los candidatos realizarán una videoreceta para demostrar sus dotes culinarias que serán juzgadas por los chefs de la escuela y el público a través de las redes sociales. Diez serán los afortunados que viajen a Madrid para elaborar y presentar su plato ante un jurado que años anteriores ha estado presidido por celebridades de la gastronomía como Joan Roca, Diego Guerrero, Martín Berasategui o Andoni Luis Aduriz, presidente del jurado de la última edición. Un plato con el que deberán mostrar su destreza, creatividad y calidad en el trato del producto para sorprender al jurado y convertirse en la futura promesa nacional de la cocina.

Este reconocido premio da la oportunidad a los jóvenes futuros chefs de seguir formándose en una de las escuelas de cocina más prestigiosas y adquirir unos conocimientos avanzados en su especialidad. Como afirma Rosario Barrios, directora de Le Cordon Bleu Madrid “el Premio Promesas supone un intenso aprendizaje tanto profesional como personal. Para nosotros es increíble ver como cada año los jóvenes estudiantes asumen el reto de representar a sus escuelas con tanta entrega y dedicación”.

Anna Drosyk, estudiantes del IES Jorge Santayana de Ávila, con el plato Canelón de conejo con caracoles, su lomo crujiente y escabeche emulsionados de verduras fue la ganadora de la VII Edición. Gracias la originalidad de la receta, las habilidades de Anna y las técnicas, la joven cocinera puede disfrutar de una beca completa valorada en 23.000 euros .

TE PUEDE INTERESAR