CD Tenerife

¿Quién es José Miguel Garrido?

El empresario madrileño, involucrado en los Papeles de Panamá y acusado de fraude fiscal, aspira a tener un peso importante en el órgano de gobierno del CD Tenerife

Seguramente muchos aficionados blanquiazules desconozcan al que, de la noche a la mañana, se convirtió en accionista del CD Tenerife tras comprar 5.360 acciones, a través de la empresa Only One Way. Estos títulos en su momento pertenecieron a la empresa de Pedro Suárez, Gomasper. Pero, ¿quién es José Miguel Garrido? Este empresario madrileño ha manifestado su intención de ampliar esa cartera de acciones con el objetivo de tener poder de decisión en el consejo de administración blanquiazul. Corviniano Clavijo, otro consejero del club, es su hombre fuerte en la Isla. Ayer aseguró en una emisora de radio que han iniciado el proceso de compra de acciones a pequeños y medianos accionistas para conseguir llegar a la administración del CD Tenerife.

José Miguel Garrido Cristo es un emprendedor madrileño de 54 años y sobrino del domador de animales Ángel Cristo. Se dedica a comprar empresas cuya situación financiera no es la más adecuada y si no logra reflotarlas, las liquida.

Fue socio fundador de Thesan Capital, una mercantil especialista en invertir en empresas con apuros económicos, como la cadena de neumáticos Aurgi, de la que Garrido fue director general, una conocida sociedad dedicada a la compra y venta de recambios y accesorios para vehículos. También fue director general de la división Internacional de la empresa cárnica Campofrío y, a través de Thesan Capital, tuvo relación con la escudería de Fórmula 1 Hispania Racing Team, ya desaparecida. Ostentó otros cargos de alta dirección en García Carrión, Yoplait o Pernord-Ricard/Larios.

Su mayor logro deportivo fue salvar de la desaparición al Albacete Balompié. No había nadie interesado en poner dinero en el club manchego. Compró las acciones muy baratas y otros accionistas mayoritarios, como el exjugador del FC Barcelona Andrés Iniesta, le cedieron las suyas.
Después se dedicó a realizar ampliaciones de capital, invirtió dinero a través de diferentes empresas extranjeras, negoció los pagos con la Seguridad Social y logró salvar al Alba en la parte económica y llevarlo a Segunda División. En julio de 2017 vendió el club al grupo inversor Sky Line y dimitió de su cargo de presidente. Este giro llegó a estar relacionado con unas desavenencias con la Diputación de Albacete.

En abril de 2018 surgió como cabeza visible de un grupo inversor que quiso reflotar al CD Castellón, donde solo estuvo 14 meses. Accedió a la entidad orellut a través de la Sociedad Limitada Orbit Access y no duró mucho en el cargo. Logró otro ascenso de categoría (desde Tercera) y se marchó dejando al Castellón en Segunda B, tras vender sus acciones por un importe de 2,3 millones de euros a Vicente Montesinos.

Los papeles de Panamá y el fondo buitre

Su historial no es del todo exitoso puesto que Garrido figura involucrado en los denominados Papeles de Panamá e investigado por evasión fiscal y blanqueo de capitales a través de algunas de sus empresas.

Siendo presidente del Albacete, estalló la bomba. Thesan Capital fue uno de los 46 querellados por la Fiscalía Anticorrupción en la investigación al despacho jurídico Nummaria. Entre el agujero al Impuesto de Sociedades del propio fondo de inversión y las cantidades que dejaron de ingresar varios de sus socios, la cantidad escamoteada al fisco roza los 5,5 millones de euros en tan solo tres ejercicios, entre 2012 y 2014. Así constaba en la querella de la Fiscalía Anticorrupción ante el Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. Thesan Capital figura en la lista de querellados al haber defraudado, presuntamente, 1.182.445,45 euros del Impuesto de Sociedades en 2012 y 386.420,98 euros en el ejercicio de 2013.