Gastronomía

Restaurante Nielsen, en Santa Cruz, para darse un homenaje

Han pasado ya dos años de la apertura de Nielsen, situado en el callejón del Combate, número 19 de Santa Cruz, un restaurante del empresario Rafael Macía y del chef de origen danés aunque afincado en Tenerife, Danny Nielsen, quien fuera elegido mejor jefe de cocina en los XXVI Premios de Gastronomía de DIARIO DE […]

Han pasado ya dos años de la apertura de Nielsen, situado en el callejón del Combate, número 19 de Santa Cruz, un restaurante del empresario Rafael Macía y del chef de origen danés aunque afincado en Tenerife, Danny Nielsen, quien fuera elegido mejor jefe de cocina en los XXVI Premios de Gastronomía de DIARIO DE AVISOS en el año 2011.
A lo largo de este periodo, el restaurante Nielsen se ha consolidado y ha marcado una línea gastronómica con unos platos que dejan buen sabor de boca a aquellos que los degustan y una bodega bien surtida de importantes referencias nacionales y extranjeras, sin olvidar las Canarias.
Con este segundo aniversario Macía y Nielsen han querido ofrecer una almuerzo a los medios de comunicación en el que ofrecieron diferentes platos que han marcado esta trayectoria. Nielsen es un chef inquieto, que ha pasado por diferentes restaurantes de la Isla, como han sido El Gusto por el Vino (cuando abrió en la calle Emilio Calzadilla de la capital tinerfeña) y donde recibió el premio de DIARIO DE AVISOS; en el boutique hotel San Roque de Garachico o con el Grupo Monkey en Playa de las Américas (Arona).
Para esta ocasión, la propuesta gastronómica consistió en tres aperitivos: capuchino de crema de marisco; micuit de foie gras con reducción de cassis y crujiente de miel, y steak tartar de Wagyu , con el toque particular que le da Nielsen. Para acompañar, un André Clouet magum.
El siguiente paso fue un tartar de arenque agridulce con alcaparras y cebolla roja sobre pan de centeno, al que le cuadra el Jubilaeums Akvavit tal y como mandan las tradiciones nórdicas y recomienda el chef de la casa.
Entramos en otra fase de la comida con pequeñas porciones de rollito de salmón con aguacate, almendras y huevas de pez volador; tosta de anguila ahumada con muselina de setas, huevo frito de codorniz y trufa; caballa ahumada con yema de huevo y rábano picante y berenjena al horno con pesto de cebolleta, que fueron maridados con un riesling Bürkling Wolf 2016.
A continuación tres opciones a elegir una: Salmón ahumado en caliente con crema fresca, aceite de eneldo, y verduritas de Guía de Isora; cochinillo confitado con compota de manzana y parchita o solomillo de res al estilo Wellington con setas, mostaza y jamón serrano. La elección vinícola fue un tinto francés Chateaunuf du Pape Viñas Viejas.
Si algo caracteriza al Nielsen es una variada oferta de quesos premiun canarios, de la Península o extranjeros. Al que siguió una mousse de fruta de la pasión, helado de malteser, crumble de anacardos y ganache de chocolate Valrhona.
Danny Nielsen tiene una larga trayectoria en las cocinas de las Islas, a las que aporta su huella nórdica en este restaurante de cocina clásica de Santa Cruz. El Nielsen es de estos restaurantes que nacen y viven para que el comensal se dé un buen homenaje.