Política

Sánchez reitera sus promesas de subir las pensiones con el IPC y un ingreso mínimo

En el documento de su "Compromiso social" incluye abordar el "conflicto de convivencia" en Cataluña impulsando el diálogo con la Generalitat

Pedro Sánchez. EP
Pedro Sánchez. EP

El PSOE reitera en su oferta programática para las elecciones del próximo 10 de noviembre sus promesas de subir las pensiones con el IPC, que aprobará en diciembre, más progresividad en los impuestos para que paguen más quienes más tienen, un ingreso mínimo para los hogares altamente vulnerables o un plan de vivienda en alquiler con un precio estable y seguro y frenando subidas abusivas. El PSOE recalca también entre sus ‘compromisos sociales’ abordar el “conflicto de convivencia en Cataluña” a través del diálogo con la Generalitat dentro de la Constitución.

Así lo recoge un resumen de 35 medidas que forman parte del “compromiso social” del PSOE y que ha hecho público hoy durante un acto encabezado por el secretario general y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Estas medidas forman parte del “compromiso social” de los socialistas y ya estaban contempladas todas en el documento que hicieron público a principios de septiembre, titulado “Propuesta abierta para un programa común progresista”, fruto de las reuniones mantenidas durante el verano con colectivos sociales.

ACTUALIZAR PENSIONES EN DICIEMBRE

En el texto que han difundido hoy incluyen la protección de las pensiones “cada año y para siempre” con el blindaje el sistema público de pensiones en la Constitución. Además, se comprometen a la subida del IPC real de las mismas, aumentando las mínimas y las no contributivas y a actualizar en el mes de diciembre las pensiones de 2020. Es decir, al mes siguiente de las elecciones y aún sin saber si habrán formado gobierno o seguirán en funciones.

Aumentarán también el SMI hasta situarlo al final de la Legislatura en el 60 por ciento del salario medio, de acuerdo con lo establecido en la Carta Social Europea, lo cual implicaría subirlo hasta los 1.200 euros mensuales, desde los 900 euros actuales.

A ello se suma la promesa de derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral, con una revisión de regulación del despido; apoyo a los autónomos estableciendo una cotización acorde con los ingresos reales y una Ley de startups para apoyar a los emprendedores.

CIERRE DE CENTRALES NUCLEARES Y DE CARBÓN

En materia fiscal, recalcan la necesidad de una fiscalidad “más justa” con más progresividad y que contribuyan más quienes tienen más capacidad económica. Incluyen además un impuesto europeo sobre el CO2, que enlaza también con la política medioambiental que quiere aplicar el PSOE con respuestas ante la “emergencia climática”, que quiere hacer constar con un refuerzo en el artículo 45 de la Constitución.

Los socialistas insisten en el impulso del vehículo eléctrico para que los turismos y vehículos comerciales nuevos reduzcan sus emisiones y tengan cero emisiones de CO2 a partir de 2040 y en el cierre de las centrales de carbón y nucleares para que en 2050 el 100 por cien de la electricidad producida lo sea con energías renovables. Eso sí, prometen que esta transición será “justa” y “sin aumento de los precios de la electricidad”.

INGRESO MÍNIMO Y FRENAR SUBIDAS ABUSIVAS EN EL ALQUILER

Los socialistas reiteran también entre sus compromisos vitales el establecimiento de un “ingreso mínimo como base de la libertad y los derechos de todas las personas”, para lo que prometen mejorar las prestaciones por hijo a cargo para los hogares en situación de pobreza y un “mecanismo de garantía de ingresos para hogares altamente vulnerable”.

La vivienda forma parte de los pilares de las promesas sociales socialistas, que se comprometen a impulsar una oferta de vivienda de alquiler “seguro y estable” a precios asequibles movilizando las viviendas vacías y a los grandes “tenedores de vivienda”, así como frenar las “subidas abusivas” de precios. Para apoyar el acceso de los jóvenes a la vivienda darán ayudas al alquiler en proporción a su renta.

En materia sanitaria, prometen acabar con los copagos, incorporar la salud bucodental en la cartera de servicios del Sistema Nacional e Salud, regular la eutanasia y reducir en al menos un 75 por ciento las listas de espera.

NUEVA LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA Y EDUCACIÓN DE 0 A 3 AÑOS

El PSOE se compromete, además, a garantizar los suministros básicos de agua, luz y gas cuando el impago se deba a pobreza sobrevenida y, en materia de Educación, a universalidad la educación de 0 a 3 años; a aprobar una nueva Ley básica de Educación para superar la LOMCE; a que la inversión educativa sea del 5 por ciento del PIB en 2025 y a alcanzar el 2 por ciento del PIB en inversión en ciencia al final de la Legislatura.

También aprobarán una nueva Ley de Seguridad Ciudadana que sustituya a la que denominan “ley mordaza” y un paquete de medidas por la igualdad de trato y la diversidad, incluyendo una Ley contra la discriminación LGTBI que prohíba las llamadas “terapias de reversión”.

El PSOE ha incluido también entre sus medidas sociales la lucha contra la corrupción con una Ley integral que proteja al denunciante, precise las condiciones de incompatibilidad de los cargos públicos y endurezca las sanciones por su incumplimiento.

Se comprometen así mismo en atender las demandas de la España vaciada fomentando una política de infraestructuras mallar y no radial, aumentando la inversión en cercanías ferroviarias y culminando los corredores mediterráneo y atlántico.

Entre sus promesas está la de que todas las poblaciones por pequeñas que sean cuenten con un servicio de transporte que comunique diariamente con la cabecera de la comarca, con atención sanitaria a domicilio cuando no exista un centro local de salud y se culmine el proceso de conectividad digital en el territorio nacional.

El PSOE incluye también a Cataluña entre los compromisos sociales al reiterar que apuestan por el Estado de las autonomías “fuerte y cohesionado” e insisten en abordar el conflicto de convivencia en esta comunidad autónoma “impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat, siempre dentro de la Constitución”.